Reseña: Serie de Televisión Arrow – Temporada 1

ARROW: TEMPORADA 1

Fecha de emisión: 10 de octubre de 2012/ 15 de mayo de 2013
Episodios: 23
Creadores: Greg Berlanti, Marc Guggenheim, Andrew Kreisberg
Cadena televisiva: The CW
Reseña: Ñoño Cool

“Mi nombre es Oliver Queen. Durante cinco años estuve varado en una isla con un único objetivo…sobrevivir. Ahora cumpliré la última voluntad de mi padre… usar la lista de nombres que él me dejó y acabar con aquellos que envenenan mi ciudad. Para hacerlo, debo convertirme en otra persona. Debo convertirme en otra cosa.”

Con esta frase comienza cada uno de los episodios de la primera temporada del arquero esmeralda de DC para la cadena CW, resumiendo toda la premisa de toda temporada inicial que nos pone en el camino de redención y búsqueda de redención y justicia de “Arrow”.

El primer capítulo inicia con el rescate de Oliver Queen desde la isla Lian Yu (que significa “el Purgatorio”) después de estar 5 años varado en esta. Su regreso a Starling City (la versión televisiva de lo que sería Star City en los tebeos) no será una bienvenida con los brazos abiertos precisamente ya que todos sus cercanos hace años que han seguido con sus vidas al darlo por muerto. El mayor cambio en todo caso es Oliver mismo, quien ya no es el parrandero que no se preocupaba de nada, sino que es tiene un propósito claro y una determinación de hierro que con su nueva mentalidad y cuerpo de guerrero marcado por fuego y cicatrices se propone a cumplir.

Cada capítulo se divide en un formato de dos líneas temporales, el presente con Queen readaptándose a su nueva vida como vigilante, y el pasado donde mediante flashbacks (que intentan correlacionarse con los temas actuales) conocemos lo que tuvo que pasar en la isla.

En el primer episodio Oliver está en el yate familiar junto a su amante Sarah Lance, quien es la hermana de su novia Laurel y su padre Robert Queen. El bote naufraga y solo los Queen aparentemente sobreviven quedando a la deriva, en la desesperación del momento su padre le admite que le “ha fallado a la ciudad” y le entrega una libreta negra con cada una de las personas con las que ha hecho negocios sucios o que han corrompido a la ciudad con su influencia y después esto se suicida para que su hijo tenga la comida suficiente para seguir vivo. Este es el punto de transformación de Oliver en “The Arrow”.

La temporada completa nos muestra a Queen en su nueva identidad de vigilante asesinando a cada uno de los nombres en la lista mientras que como Oliver debe enfrentarse al hecho de que Laurel lo detesta por haberse acostado con su hermana a sus espaldas y el odio aún más profundo  del padre de Sarah y miembro del cuerpo de policía de la ciudad lo odia por ser el que llevo a su hija a la muerte, quien también está encargado de llevar a la justicia a este nuevo enmascarado asesino que anda por la ciudad.

Además la madre de Ollie después de estos 5 años se movió con su vida y está casada con un nuevo hombre, además de ser ella uno de los nombres en la famosa lista. Thea Queen, la hermana menor del protagonista es una adolescente drogadicta y que siente furia por todo el mundo, y su mejor amigo Tommy Merlyn está saliendo con su ex prometida Laurel. Si estas líneas suenan medio telenovelezcas es porque lo son, y el rondar entre estos puntos son lo que no le permite un despegue completo a la serie en cuanto a argumentos se refiere, pues muchas veces se tiene que caer en vueltas y vueltas sobre los mismos temas deteniendo el aspecto superheróico del show.

En el avanzar de los episodios Queen tendrá aliados a su causa, uno de ellos un personaje creado exclusivamente para el show y no salido de las páginas del comic (aunque por el éxito de la serie ya hizo su debut comiquero en los New 52), ellos John Diggle, un exmilitar de USA afroamericano que es contratado como guardaespaldas de Oliver con el que en un inicio tiene una relación problemática pero después de un enfrentamiento con Deadshot se suma a tiempo completo a la cruzada del arquero. Por otro lado tenemos también a Felicity Smoak quien pasó de ser la ayudante de Firestorm en los comics más vintage de DC a una suerte de nueva “Oracle” en la serie, encargada de la tecnología y como el principal alivio cómico del equipo. Una alianza más externa sería Laurel con Oliver en su identidad de “Arrow” quien cree un poco en su causa, a pesar de que este vigilante esté lejos de ser un héroe y no dude en matar a quien se ponga en su camino.

En los flashbacks a lo largo de la temporada vemos como Oliver sobrevive en Lian Yu con la ayuda de un preso chino llamado Yao Fei, quien le enseñará a luchar y a usar el arco y flechas para defensa propia, mientras se enfrascan en un conflicto con mercenarios que tienen la isla como su base de operaciones para rescatar a su hija Shadow,, y es aquí donde Queen conoce a quien será su amigo y mentor Wilson Slade (posteriormente conocido como Deathstroke).

Por la serie desfilarán reimaginaciones de personajes conocidos comoel Conde (Vértigo en los comics, conde a secas en la serie), Firefly, la Cazadora Helena Bertinelli y varios otros personajes que son enemigos propios de sus aventuras en los tebeos y otros prestados de la galería de Batman (de ahí que a esta versión de Arrow se la conozca como el “Batman verde”) quienes más que aportar a la historia larga sirven más como “el villano de la semana” en un formato episódico que admitiéndolo, se hace cansino y predecible después de un tiempo; pero por suerte aún queda espacio para que la trama lentamente avance.

En los personajes secundarios tenemos a Thea conociendo a Roy Harper, el típico niño bonito pero problemático que la atraerá y tendrán una relación con más rompimientos y reconciliaciones que Ross y Rachel en “Friends”. Y un triángulo amorso totalmente cliché formado por Tommy, Oliver y Laurel, donde habrán las predecibles declaraciones de amor, traiciones y demases. Como dijese anteriormente estas situaciones le dan ese tono telenovelesco en muchos capítulos a la serie que simplemente estanca bastante la trama a mi gusto.

Entre los problemas que se le presentarán a Oliver en su vida como vigilante serán que Tommy descubre su identidad secreta, y que su madre Moira estuvo a la cabeza de la lista negra como una de las principales activos a la corrupción de la ciudad, y que aparentemente tuvo que ver con el naufragio de el yate familiar 5 años atrás. Pero el líder real de todo esto es el padre del mejor amigo de Oliver, Malcom Merlyn (quien reconoceremos como “Black Arrow” en los comics) quien tiene un plan de usar una máquina generadora de terremotos para eliminar los barrios pobres de la ciudad quienes a su gusto infectan como un cáncer a Starling City; quien gracias a su vasto entrenamiento con la Liga de las Sombras será un oponente muy duro a vencer para el arquero esmeralda, trayendo la primera baja en las líneas de los “chicos buenos” en el episodio final.

El tono de la serie en un inicio pensé sería más como la Smallville de Superman, pero se toman muchos consejos prestados de las versiones “realistas” y sucias de lo que fuesen las películas de Batman de Christopher Nolan, con un tono para el mundo en el que se mueve muy similar, más no en la construcción de trama que como se habrán dado cuenta ya son muy dispares; incitando nuevamente la inevitable comparación que lo llevó a ser conocido como el “Batman verde”.

Y como no compararlos, si en un inicio el mismo creador de Green Arrow, Mort Weisinger lo diseñó en mente como una copia directa de Batman, y así lo fue por muchos años hasta que Neal Adams le diese ese tono de humor ácido y alegre y un estilo más de justiciero social por los derechos de los oprimidos más que enfrascado en luchas contra supervillanos en spandex. La versión que se usa en “Arrow” es definitivamente la original y más aburrida  adaptada en un tono más nolanezco a la “Batman Begins” con un Oliver casi carente de humor y totalmente ensimismado en su tragedia personal, y tomando prestado villanos del murciélago. Así que si, cuando la gente le dice “Batman Verde” están en su derecho.

Ahora, no todo es murciélagos en este show, pues si bien tenemos adaptaciones realistas de los personajes del universo DC, estos están más apegados a su versión comiquera que en los trabajos de Nolan; tendremos personajes exclusivos creados para el show y los enemigos de Green Arrow como China White y Malcom Merlyn aparecen a lo largo de la serie.

Obviamente al estar en una cadena relativamente pequeña de cable no hay que esperar una superproducción tipo Game of Thrones en cuanto a sets, efectos especiales y nuevamente trama, y hay episodios de relleno aquí y allá; igual se defiende manteniendo el interés del público que sea capaz de soportar sin problemas los elementos telenovelescos que obviamente espantarán a más de alguno.

Lo que no se puede negar que es uno de los puntos más a destacar en la serie son el manejo de las escenas de acción, con lo que podrían considerarse las mejores coreografías de lucha en la televisión actual superando a muchas vistas en el cine y rivalizando solo con la nueva serie Daredevil (la cual tiene un mucho mejor guión pero eso es una review para otro día), simplemente se lucen en este aspecto y tratan de superarse episodio a episodio con peleas y acrobacias más complejas, persecuciones y todo eso con casi un 100% de escenas prácticas y reales, nada de dobles digitales, CGI o cosas por el estilo.

Es por eso que creo se eligió a Stephen Amell como protagonista, quien es un tipo GENIAL en la vida real y una de las personas más agradables que te encontrarás allá afuera, pero un pésimo actor en frente de las cámaras, con una cara de piedra para expresar emociones y siempre mirando al vacío cuando habla con alguien en frente de su cara. Se lo eligió porque es capaz de hacer sus propias escenas de acción, el elemento más fuerte en la serie; y como no, lucir bien con poca ropa puesta para el público adolescente femenino que forman parte del público objetivo de la CW.

Otros actores derechamente malos serían… bueno, la gran mayoría en el cast, con solo Emily Bett Rickards (Felicity Smoak), David Ramsey (Diggle) y John Barrowman (Malcom Merlyn) como actores con real experiencia en pantalla que si saben lo que están haciendo frente a las cámaras, en especial Barrowman que como villano tiene mucho carisma. Esta carencia actoral en gran parte de los actores puede que haga algo difícil de seguir la serie para los espectadores mucho más exigentes.

Si luego de lo que leíste aquí crees que eres de esas personas que pueden dejar pasar algunos de los elementos que la detienen y eres fan de los en que resalta, puede que no sea mala idea darle un vistazo; en caso contrario mejor alejarte de ella. Para finalizar decir que Arrow tuvo un debut correcto más no muy fuerte, con más pros que contras y que por lo menos para mí, mejora su buen poco en la segunda temporada.

5.5/10

Post recomendado: Arrow Vol.1 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s