Reseña Serie de Televisión: The Flash Temporada 1

THE FLASH: TEMPORADA 1

Fecha de emisión: 7 de Octubre 2014/ 19 de Mayo de 2015
Episodios: 23
Creadores: Greg Berlanti, Andrew Kreisberg, Geoff Johns
Cadena televisiva: The CW
Reseña: Ñoño Cool

– PRECAUCIÓN – FUERTES SPOILERS ADELANTE –

“Mi nombre es Barry Allen y soy el hombre más rápido del mundo. Cuando era niño, vi a mi madre ser asesinada por lo imposible. Mi padre fue a la cárcel por su asesinato. Y después un accidente me convirtió en lo imposible. Para el resto del mundo, soy un científico forense corriente, pero en secreto uso mi velocidad para luchar contra el crimen y encontrar a otros como yo. Y un día, encontraré a quien mató a mi madre. Y conseguiré justicia para mi padre. Yo soy… Flash.”

En la segunda temporada de Arrow nos presentaron al alegre Barry Allen, un joven investigador forense que trabajaba como miembro del cuerpo policíaco de Central City quien tiene un pasado extraño y tormentoso. Cuando era niño su madre fue asesinada en su casa y ante sus ojos por un hombre dentro de un relámpago amarillo, y como nadie en su sano juicio podría creer algo como esto fue al padre de Barry a quien la policía culpo del crimen y lo condenó a cadena perpetua en la cárcel de la ciudad. Dado este hecho Barry fue acogido por uno de los mejores amigos de su padre, el detective Joe West y vive con él desde entonces junto a su hija Iris de la que está enamorado.

El objetivo en la vida de Barry es limpiar el nombre de su padre y encontrar a este “hombre de amarillo” quien es el verdadero responsable del crimen y a eso ha dedicado cada momento que puede. Pero la vida de Allen cambiará completamente cuando en la inauguración del nuevo acelerador de partículas de STAR labs sufre un fallo catastrófico y explota dando origen a una tormenta eléctrica de taquiones, y uno de estos relámpagos golpea de lleno a Barry y lo sume en un profundo coma por seis largos meses.

Al despertar lo hace dentro de las instalaciones de STAR labs acompañado de los que serán los personajes secundarios para esta temporada y que formarán una suerte de “team Flash”, Cisco Ramón, Caitlin Snow y el profesor Harrison Wells, un genio científico responsable por el Acelerador de Partículas que está en una silla de ruedas. Si los dos primeros nombres les suenan, es porque son las identidades civiles del superheroe Vibe y la supervillana Killer Frost respectivamente, pero por ahora solo son unos amigos incondicionales dispuestos a ayudar a Barry en lo que puedan. Y en todo caso el más interesante de los 3 sería el Doctor Wells… pero me estoy adelantando.

Barry saldrá de los laboratorios para ponerse al día con su padre adoptivo y es ahí cuando se da cuenta de que se ha transformado en el hombre más rápido vivo, que sin entrenamiento puede superar la velocidad del sonido y es solo el comienzo. Por lo mismo regresa a STAR para que lo ayuden a entender cómo funcionan estas nuevas capacidades, las que tendrá que poner a prueba cuando un metahumano que manipula el clima, y el hermano del futuro Weather Wizard, aterra la ciudad. Con esto nos introducen el concepto de que Allen no es el único con superpoderes, sino que el acelerador de partículas le ha entregado habilidades superhumanas a decenas, o tal vez cientos de personas a lo largo de Central City.

Viendo sus nuevas capacidades decide que en él recae la responsabilidad de combatir al villano de clima y a todos estos metahumanos que son mucho para que la policía pueda manejar. Cisco le entrega un traje prototipo que se adapta a su velocidad y va a enfrentarle, pero es en esa batalla donde Joe descubre la identidad de Barry y sus nuevas habilidades transformándose también en parte del “team Flash”.

Con el apoyo de Joe y la gente de STAR labs Barry comenzará a desarrollar más y más sus habilidades mientras lucha contra un nuevo metahumano por episodio, entre ellos Mist, Multiplex, Girder, Plastique, Peek-A-Boo y más; como el formato de los fenómenos del meteorito en la serie Smallville, pero el formato episódico solo durará los primeros episodios ya que el arco principal pronto aparece y se desarrolla a lo largo de los episodios.

Lo que no puede faltar en una serie de la CW es la trama romántica que tanto me molestaba en “Arrow”, y que si bien en “The Flash” es mejor manejada igual sigue siendo uno de los elementos que hunde feo el avance de la trama principal y las subtramas más interesantes. Esta vez tendremos al interés romántico de nuestro héroe representado en la forma de Iris West quien sale con Eddie Thawne, el compañero de Joe en la CCPD mientras Barry estará atrapado en la “friendzone”. Una esperanza surge para el chico cuando Iris se obsesiona más y más con el velocista escarlata que realiza buenas acciones en la ciudad y ella se encontrará con él noche tras noche para colaborar mientras escribe un blog sobre este nuevo superhéroe al que ella termina nombrando “The Flash”.

Esta trama romántica igual tiene sus tira y afloja cansinos que aburren como en Arrow e Iris es a veces tan molesta como lo era Laurel Lance en la serie del arquero esmeralda, pero cerca de mitad de temporada se le da mucho menos tiempo en pantalla y se priorizan las cosas más interesantes, como son desarrollarla a ella como personaje (lo que aún no se hace totalmente bien) y enfocarse en la carrera superheróica de Flash, y cuando se regresa a esto encaja perfectamente en lo que la trama requiere por lo que no llega a cansar.

En temas de estructura “The Flash” no ocupa el recurso de Flashbacks que usa “Arrow” sino que elije utilizar una escena post créditos casi siempre involucrando al Doctor Wells que nos deja ver que Harrison es mucho MUCHO más de lo que aparenta y tiene un secreto bastante grande que se irá develando a lo largo de la temporada. Ejemplo de eso es que si puede caminar y tiene una habitación secreta que se comunica con el futuro y contiene información sobre el año 2024 donde una CRISIS que puso los cielos rojos (¿Antimonitor? ¿cruce de cine y TV?) se relaciona directamente con Flash.

Otra diferencia con Arrow son los villanos, no solo porque estos si pertenecen a la galería de villanos de Flash y no son prestados por otro héroe (cof cof Batman cof cof) sino que porque los representan lo más cercanos al comic posible, sin “hacerlos realistas” sino que respetando sus superpoderes y exageradas personalidades, lo que funciona muy bien a veces y otras falla dependiendo de la calidad actoral de quien sea el villano de turno. Tenemos versiones más modernizadas del Raimbow Rider, y veremos a los clásicos Rouges comenzando por el Capitán Cold, Heathwave (interpretados por Wenthworth Miller y Dominic Purcell de Prison Break) y más tarde a la Golden Glider quienes a diferencia de los metahumanos usan armas que crean el Cero Absoluto y la Temperatura de Planck respectivamente.

Otros rouges que hace su debut son el Pied Piper y el Weather Wizard, y solo el segundo se ve las caras con Cold y los otros en el penúltimo episodio de la temporada en una corta interacción. Todos estos actores son… bastante exagerados en sus interpretaciones y esto puede molestar a más de un espectador más exigente en cuando al apartado actoral de sus series.

Punto aparte merecen Gorila Grodd y Mark Hamill como el Trickster. El primero porque no es un actor en si, sino que construido a partir de CGI bastante bueno para televisión, e hizo un gran trabajo como un personaje intimidante con el que había que tener cuidado; y Mark porque… bueno… él fue el Trickster en la serie de Flash en los 90 y aquí pseudo-reeinterpreta su rol, además de que en los 90 y parte de los 2000 fue la voz del Joker animado y dicha voz y manierismos los usa aquí, y tercero fue Luke Skywalker en la trilogía original de Star Wars y aquí suelta una referencia a la saga galáctica; osea Mark Hamill reemplaza su rol de los 90 en la serie moderna de Flash usando su icónica voz del Joker mientras suelta un “Yo soy tu padre” a un Trickster más joven… puede que no te guste Flash pero para mi este capítulo justifica toda la existencia de la serie… un nerdgasmo de nivel titánico.

A lo largo de la temporada tenemos un crossover de Flash vs Arrow para dar pie a continuas colaboraciones entre los personajes de ambas series; un arco con el origen del superheroe Firestorm que involucra al Ronnie Raymond, el novio desaparecido de Caitlin que ocupa varios capítulos y sirve como presentación del personaje para su propio futuro Spin-off en conjunto a White Canary (Sarah Lance), Chica Halcón, Rip Huntet, Capitán Cold, Heatweave y The Atom; la aparición en las sombras del Gorila Grodd, menciones a Green Lantern que pueden o no hacerse más concretas (yey!!) y un mini arco con el Pied Piper y Cisco Ramone que deja pequeñas pistas sobre su transformación futura en Vibe.

Además el concepto del viaje al pasado comienza a explorarse más y más en la serie de manera bastante inteligente, donde cada vez que cambias un mal de la línea temporal el universo se encarga de reemplazarlo por otro, por cada pequeño cambio existen grandes consecuencia, si salvas una vida otra estará destinada a morir en su lugar. Aquí nos enteramos que el día del asesinato de la madre de Barry, él estaba ahí como Flash luchando contra el Reverso llegados desde el futuro y está destinado a perder esa batalla si desea mantener el curso de la historia como se debe. A sabiendas de eso Barry intentará hacerse más y más veloz para poder vencer al Reverso, aún con el conocimiento de que si lo hace toda su vida como la conoce, familia, amigos y sus poderes estarían en riesgo de no existir más.
Además el profesor Wells crece más y más ambiguo como personaje pues tiene planes ocultos y mata sin pensarlo dos veces pero protege a Barry a toda costa; y esto se cruza con el antagonista principal de esta temporada: el hombre del traje amarillo, conocido como el Flash Reverso, responsable de la muerte de la madre de Barry y quien ahora se le aparece a Flash para golpearlo y presentársele como una poderosa amenaza que lo forzará a hacerse más y más rápido para poder combatirlo.

El introducir el viaje en el tiempo es un movimiento arriesgado, claro está en la historia de Flash desde sus inicios, pero perfectamente ser fácilmente mal usado y caer en los mismos sobreusados clichés que este recurso trae consigo, pero los guionistas apoyándose en esto crearon muy buenos puntos argumentales,e incluso buenos golpes emocionales con esto

Volviendo a la historia, es aquí cuando se nos revela que el Flash Reverso es el propio Harrison Wells cuyo nombre real es Eobard Thawne, un enemigo encarnizado de Flash del futuro atrapado en el presente y que protege a Barry solo para que el pueda ser lo suficientemente rápido para viajar por el tiempo y él pueda volver a su época.

Este es el punto de inflexión de la temporada, pues dicha revelación rompe todas las confianzas en el grupo al enterarse que el hombre que fue su mentor, protector y amigo es también el asesino de la madre de Barry y ejecutor de muchos de los “cabos sueltos” que quedaban en el camino. Nuestros héroes comienzan un juego del gato y el ratón contra Flash Reverso, donde él siempre estará varios pasos por delante y se verán forzados a hacer alianzas con supervillanos por la esperanza de atraparle, pero nada da resultado, pues él es demasiado listo. En lo que parecía una movida inesperada Barry en conjunto con Firestorm y Arrow logran vencer y capturarlo… pero es solo el comienzo, pues esta “victoria” era también parte del plan de Eobard desde un inicio.

Una vez capturado Barry y Eobard se ven cara a cara para conversar – ¿Por qué mataste a mi madre? – Le dice Allen – “Porque te odio” – responde el Reverse Flash y en ese momento Thawne deja las pretensiones y le ofrece una forma de volver al pasado y salvar a su madre. Y es aquí donde Barry se enfrenta al gigantesco dilema: “¿vuelvo al pasado y cambio las cosas destruyendo todo mi futuro incluyendo mis relaciones con mis amigos, mi nuevo padre adoptivo (Joe) y mi mejor amiga a quienes jamás conoceré si la dejo vivir… o dejo todo como está?” Y es el mismo Joe quien lo insta a tomar la decisión de salvar a su madre en unas interacciones que casi sacan lágrimas.

¿Cómo viajará al pasado entonces? Superando el Match 2 y colisionando contra un átomo de hidrógeno para crear un agujero de gusano, teniendo solo 1 min 50 para cambiar el pasado, tiempo que usará el Reverse Flash para irse al pasado… si Flash no es lo suficientemente rápido morirá y el agujero de gusano se comerá el planeta.

Obviamente Barry viaja al pasado y mientras está en la SpeedForce podemos ver una docena de easter eggs sobre el futuro de Flash, de la serie en sí, del MULTIVERSO, TIERRA 2, otros velocistas, un guiño a Superman y más. Y cuando llega al momento del asesinato de su madre su versión futura – QUE PORTA EL TRAJE ORIGINAL para los que se quejan de el traje que usa en la serie – le pide que no intervenga… y Barry para su enorme dolor no lo hace, recordando esa frase “”acepta las cosas que no puedes cambiar, cambia las cosas que puedes y ten la sabiduría para conocer la diferencia”… y utiliza el tiempo en cambio para despedirse de su madre en otra de las varias escenas emotívamente fuertes

Gracias a no intervenir Flash puede regresar a su tiempo y detener a Eobard, y cuando Reverse F. está a punto de matarlo, Eddie Thawne, el ancestro de Eobard, se suicida para borrar al villano de la existencia en una movida totalmente sorpresiva. Pero no tenemos tiempo de llorar a nuestro héroe caído pues el agujero de gusano se abre y comienza a destruir la Tierra y Barry tiene que pararlo saltando directamente al centro. ¡Y AHÍ TERMINA! ¡MALDITA SEA! Hace años que una serie no me dejaba con este tipo de cliffhanger en un capítulo lleno de comedia, drama, emoción y mucha acción. Y como en toda historia de Flash en los comics deja muchas, MUCHAS preguntas en el aire sobre las varias paradojas temporales que se crearon en este momento para que las exploremos más adelante.

Tras el éxito de la primera temporada de Arrow – por tibia que fuese actoral y argumentalmente – se anunció que en su segunda introducirían a Barry Allen en el mundo del arquero para luego dar paso a un spin-off y que Flash tuviese serie propia. Movimiento más que lógico dado que el corredor escarlata es lejos uno de los personajes más populares de DC Comics y perteneciente a la cultura popular desde hace décadas… pero no se sabía que harían con él luego del tono que Arrow planteo para el tv-verso de DC

El mundo de Flash tiene viajes temporales, villanos temáticos y exagerados además de un alto grado de ciencia ficción y muchas más cosas que en el tono “realista” de Arrow no se veían posibles, cosa que nos tenía a muchos aficionados con las dudas en cómo diablos lo harían encajar en este nuevo universo manteniendo su esencia… y todas las dudas fueron disipadas al ver los primeros capítulos de la serie.

La aparición de los superpoderes aquí son mucho mejor explicados que en Arrow a pesar de que aún se hace con un tono totalmente comicbook que nos pide algo de pasar por alto los razonamientos y solo ir con la corriente. E incluso se moderniza el mismo origen de Flash con esto ya que a los químicos y el rayo se le suma el bullado acelerador de partículas, logrando darle un grado de mayor credibilidad y actualización al mismo, respetando al mismo tiempo a los fans del personaje.

Además toda esta tormenta de partículas nos dio la perfecta justificación para los llamados meta-humanos y dio pie a que tuviésemos la dinámica que Smallville tuvo con sus Meteor-freaks, con la diferencia en que mientras la serie del joven Superman abusó profundamente de este recurso, en Flash se ocupó de manera correcta para los primeros episodios y algunos más adelante sin sobre utilizar este tema.

Quedó patente que los tonos de Flash y Arrow son totalmente diferentes, e incluso cuando Flash juega a meter cierto nivel de oscuridad no deja de seguir con el humor presente o el “corazón” en sus historias. Además su mayor diferencia es la calidad actoral, pues mientras Amell como Arrow sigue siendo más tieso que momia con lumbago, Grant Gustin ES Barry Allen, realmente tiene un carisma enorme que hace que te compres su versión de Flash como la real todo el tiempo.

El resto del cast también es bastante más sólido que los de Arrow, con Jesse L. Martin como Joe West como el padre preocupado y policía dedicado; Carlos Valdes como Cisco Ramone, el geek que la gran mayoría de nosotros seríamos si supiéramos que uno de nuestros amigos tiene superpoderes pero sobretodo Tom Cavanagh como Harrison Wells que consigue crear una enorme ambigüedad en su personaje con sólo una mirada o una frase… y consigue transmitirnos el dolor, decepción, miedo y furia contenida de tal manera, que parece que sale de la pantalla (hablo de entrados al final de temporada claro). La frialdad con la que actúa al revelarse como Flash Reverso en contraste con lo cálido que se mostraba con todos especialmente con Cisco a quien aparentemente veía como un hijo demuestran su calidad actoral. Además la forma de matar, vibrando su mano a través del cuerpo es un buen guiño a los comics, específicamente cuando Eobard Thawne mata a Iris West atravesándola, pero en vez del pecho como vemos en pantalla, ahí lo hace por la cabeza. Tom Cavanagh es un villano de temer.

Un punto a destacar es que John Wesley Shipp, el Barry de la serie de los 90 interpreta a Henry Allen, el padre de Barry, celebrando totalmente el legado de DC en la pantalla chica, y su interacción con Mark Hamil retomando su rol del trickster es un golpe nostalgico bastante fuerte.  Este legado DC es algo que las series continuarán haciendo aparentemente con la serie “SUPERGIRL” donde la madre terrestre de Kara es interpretada por Helen Slater quien fuese Supergirl en la película de 1984, y el padre terrestre de Kara es Dean Cain, actor que interpreto a Superman en la serie “Lois Y Clark: The New Adventures Of Superman” de 1993. Volviendo a Flash, el resto del cast cumple pero no destaca mucho realmente y los villanos pueden sobre-exagerar con algunas de sus interpretaciones, pero en general los miembros del cast de Flash están varios niveles por sobre los de Arrow ¿la clave? SON ACTORES REALES Y NO SUPERMODELOS LEYENDO DIÁLOGOS como en las otras series de la CW, noo aquí si bien no son Marlon Brandos y Meryl Streeps, hay calidad actoral en su justa medida.

Podríamos hacer el argumento de que mientras Daredevil es la serie live action oscura de Batman que siempre quisimos, donde un hombre torturado con ciertas habilidades detectivescas trata de salvar una ciudad corrupta con fuerza bruta e inteligencia, mientras trata de reconciliarse con el problema filosófico de entregarse a su lado oscuro en un esfuerzo de seguir un estricto código de justicia; The Flash, es la serie de Spider-Man que siempre quisimos, algunas veces oscura pero siempre entretenida, Con villanos temáticos y algo ridículos pero amenazantes, con personajes que realmente comienzan a agradarnos, personajes que tienen que aprender a lidiar que con un gran poder viene una gran responsabilidad… y que las compañías que en el cine se destacan por lo contrario a lo mejor que ofrecen en la tv (DC Oscuridad y Marvel alegría) es cuando menos ligeramente simpático al hacer la comparación. Pero tanto Flash como Daredevil con MUCHO MÁS que los meros paralelos con los otros héroes y cada una de las series tiene elementos para poder pararse por sí misma y hacerle justicia a quien las protagoniza.

Y hablando del capítulo final de la temporada, es la manera perfecta de terminarla, y de todas las series basadas en comics es mi preferida, lo siento Matt Murdock, pero a pesar de que me gusta más tu serie en Netflix, el final de Flash fue altamente superior. Y es gracias a que los capítulos mejoraban uno tras otro hasta llegar este punto que dicho episodio golpeó con tanta fuerza.

Tanto los diálogos como los efectos especiales se superaban episodio a episodio, y los elementos que no funcionaban en un inicio fueron rápidamente descartados para dar paso a lo que si lo hacía, volviéndose una de las mejores series sobre comics que tenemos actualmente, y de ciencia ficción que tenemos actualmente. Y su segunda temporada promete mucho… desde más viajes en el tiempo, a TIERRA 2 Y JAY GARRICK hasta el MUTIVERSO y más velocistas dando vuelta.

Una primera temporada que deja en vergüenza a lo que Arrow fue y más aún en lo que se convirtió en cuanto a adaptaciones de personajes DC; es una serie que mezcló todos los ingredientes que los lectores de cómics echaban en falta en una serie de televisión: un guión interesante, personajes que se hacen empáticos, tienes un villano complejo e interesante, y termina con un desenlace inesperado y un cliffhanger de los de que te dejan gritando por más. Y todo ello, armado de una manera que agradará a los fans seguidores del comic así como a aquellos otros que se hayan enganchado al personaje por la serie, y no son capaces de captar todos los guiños… lo único que me falta decir es queda decir es ¡¡CORRE BARRY, CORRE!!

8/10

Enlace Externo:  The Flash  Temporada 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s