The World Needs Heroes

Heroes 001 - 00fc
Outsiders nuevamente nos presenta un comic de la tierra M, un grupo de superheroes que buscan ser los nuevos paragones de la justicia en la ciudad de Dakota.


El grupo fue creado originalmente como un reemplazo de Shadow Cabinet, el cual no se estaba vendiendo bien. La serie contaba con varios de los miembros más atractivos de Shadow Cabinet y se los presento como un equipo de superhéroes más tradicional, junto con Static, el personaje mas popular de Milestoner. A medida que las ventas de Milestone continuaron disminuyendo, se cambió a una serie limitada. Milestone canceló el resto de la serie en curso poco después. Héroes fue notable por incluir a Donner y Blitzen, una pareja abiertamente lesbiana, en un serie de superhéroes “mainstream”.

El equipo estaba formado principalmente por refugiados de Shadow Cabinet, una organización secreta dedicada a salvar a la humanidad de sí misma, a través de medios cuestionables. Hartos de ese modo de funcionamiento, ellos y algunos aliados se establecieron como un equipo de superhéroes mas publico, llamado (fruto de la casualidad) “Héroes”.

Cuando parte del grupo de heroes conocido como Shadow Cabinet se separa del equipo decide trabajar por la justicia por su cuenta, y llamarse a si mismos solamente como “HEROES”, asi deciden mudarse a Dakota e incluir en este nuevo grupo a otros heroes como Static…

Idioma: Español.
Año: 1996
Guion: Matt Wayne
Dibujo: Keith Pollard , James Fry III y ChrisCross
Numeros: 6 de 6
Tradumaquetadores: Floyd Wayne Y W.D. (OTS)
Formato: CBR
02_thumb203_thumb204_thumb205_thumb2

Descargas:

Anuncios

The Silvery Crow


La vida de John Elegadine, un enamorado del curry y un gran ladrón con un poder y un brazo muy raro, se une a la de Lu Larue, otra ladrona conocida como “Silver Wing”. Los 2 juntos decidirán emprenderse en la búsqueda de la legendaria “Demon Stone” (La piedra del Demonio) que se partió en 13 trozos y fue enviada por todo el mundo. Una vez reunidos los 13 fragmentos, la “Demon Stone” les concederá un único deseo…
Idioma: Español.
Editorial: Shonen magazine comics
Año: 2007
Guion: Akimine Kamijyo
Dibujo: Akimine Kamijyo
Traductores: Shounenbat (crazyscanlation)
Maquetadores: Aica, Kempo (crazyscanlation)
Archivos: 3
Formato: CBR.
Tamaño: 192 Mb
Descargar comics:

imageimageThe Silvery Crow

Starship Troopers – Marooned

Un nuevo aporte de Mikemonster que completa la colección de títulos de comics sobre la obra de ciencia ficción de Robert A. Heinlein “Starship Troopers – Marooned”.

Starship Troopers – Marooned (o Tropas del Espacio – Abandonados) es la continuación de las sagas “La Mano del Muerto” y “Justicia Dañada” del año 2006. Will Tanner ahora está a cargo del escuadrón “Los Tigres de Tanner” con la ayuda de los sargentos Baldwin y Haynes. Es enviado en misión a un planeta supuestamente libre de insectos para rescatar a los miembros de una cápsula de reconocimiento y al escuadrón “Las Zarpas de Kleid” que había ido en principio por la cápsula. Pero la información de S.I.C.O.N. es errónea y el planeta está infectado de bichos y uno de los miembros de la cápsula se transforma en un peligro para todo el escuadrón.

IDIOMA: Español
EDITORIAL: Markosia Enterprises
AÑO: 2007
GUION: Tony Lee
DIBUJO: Chris Dibari
GENERO: Ciencia Ficción
TRADUMAQUETA: Mikemonster
ARCHIVOS: 4
TAMAÑO: 23.8
FORMATO: Cbr

  

Descarga:

Saints

image
La nueva generación de santos ya esta aquí, Image Comics nos presenta a unos jovenes poco canonizables, pero que por ahora son lo mejor que la humanidad puede dar.

Sean Lewis y Ben Mackey nunca se imaginaron que iban a crear un cómic que seria publicado por una de los mayores editoriales en el medio. No parecía real para Lewis, actor y dramaturgo de Iowa City, y Mackey, un graduado de 2013 de la Universidad de Iowa, que su cómic “Saints” se iba a llenar los estantes de las tiendas de cómics en todo el país hasta que tuvieron una copia de papel en sus manos. “No se sintió por un tiempo muy largo,” Mackey, ahora residente en Tucson, Ariz. “Ben y yo todavía estamos sin habla”, dijo Lewis.

Pero ahora todo es muy real para ellos. Su cómic “Saints” comenzaron a planearlo hace cuatro años, presumiblemente la colección será de 36 números, a partir del 7 de octubre del 2015 es publicada por Image Comics, del cual podría decirse que es el la tercera editorial de libros de historietas más grande de USA después de Marvel Comics y DC Comics.

Su torcido, irónico e irreverente “Santos” se centra en una idea bastante singular. Como la describe Mackey: “¿Qué pasa si los patronos de la Iglesia Católica tenían superpoderes basados en la forma en que fueron martirizados?” San Sebastián, que fue asesinado a flechazos, por lo tanto flechas puede crecer de su pecho y puede dispararlas como un arquero experto. Santa Lucía, a la que le quitaron los ojos, tiene lo Mackey llama una “previsión celeste” que le permite ver el futuro.

A Mackey la idea vino cuando él estaba tomando clases de arte medieval en la universidad “Naturalmente, estaba estudiando a una gran cantidad de santos, porque eran una parte importante del arte en ese entonces”, dijo Mackey. “Se convirtió en un ejercicio mental por diversión: asignar súper poderes a cada santo.”

Blaise, Lucy, y Sebastian descubren una Guerra Santa está en erupción y que, sin darse cuenta, son la próxima generación de los Santos a punto de luchar por un cielo que Dios ha abandonado. Lo oculto se revela en una espectacular serie, llena de acción, repleta de metales pesados, sexo, y muerte en un mismo envase.

Idioma: Español.
Editorial: Image
Año: 2015
Guion: Sean Lewis
Dibujo: Benjamin Mackey
Tradumaquetadores: Heisenberg y Oddinx (LFDM)
Archivos: 3 (Actualizable)
Formato: CBR.
Tamaño: 14,4
0102
Descarga:

Reseña Película: DEADPOOL



DEADPOOL – PELÍCULA 

Fecha de estreno:  12 de Febrero, 2016
Director: Tim Miller
Guionistas: Rhett Reese, Paul Wernick
Productora: 20th Century Fox
Duración: 108 minutos
Reseña: Ñoño Cool

Quién pensaría que un personaje con menos de 30 años de vida en los comics, y nacido como nada más que una broma tendría su película en solitario antes que Wonder Woman, Flash, Namor, y muchos otros nacidos casi 40 años antes que él y mucho más icónicos en el panorama comiquero… pero en un mundo donde un mapache y un árbol que habla hicieron lo mismo, aquí estamos. Deadpool ya tuvo su película en solitario, la he visto y vengo a opinar sobre ella.

El “mercenario bocazas” nació en una de las peores épocas para el mundo del tebeo: los 90’s. Héroes ultramusculados con armas más grandes que su cuerpo y con trajes llenos de bolsillos poblaban las páginas, historias vacías y sin sentido eran pan de cada día, y los mutantes saturaban feamente el mercado. Sumándole que fue creado por uno de los peores creadores salidos de esa misma pésima época, y como una simple parodia de Deathstroke, el antihéroe de DC, es un caso muy particular que Wade se volviese tan popular como terminó siendo.

Gracias al editor de Marvel por ese entonces, se decidió extender la broma y nombrar a Deadpool como Wade Wilson, para que su parecido con Slade Wilson fuese más allá de rasgos de su diseño, y ocupación de mercenario. Pero ese no es el único plagio que lo compone, pues también es la mezcla de 2 de los personajes más populares de la Casa de las Ideas en ese entonces: Spiderman y Wolverine.

De Peter sacó el color rojo de su traje, los ojos de la máscara y su característica forma de hablar sin parar lanzando chistes que el arácnido ocupaba para distraer a sus enemigos; y de Logan tomó varios poderes, entre ellos su factor curativo y el estar ligado al departamento canadiense Arma X como otro de sus súper soldados.

Su popularidad se volvió explosiva, ya que el personaje se arriesgaba a hacer cosas que otros no podían hacer, ya que rompía con lo políticamente correcto, haciendo cosas sexistas, racistas, brutalmente violentas o despreciables. Burlándose de cosas como la muerte de Gwen Stacy, atentados musulmanes, y teniendo una conducta a la que inmoral le queda chico como denominación, usa su humor referencial, tópico y absurdo para hacer mofa de todo y de todos. Además, está loco como una cabra, tiene triple personalidad, vive alucinando, y es dueño de un humor muy negro.

Así que tienes un anti-héroe que puede ser hilarantemente rompe esquemas, o una maldita molestia en el trasero si no se sabe usar y está ahí nada más que estorbando y cansando al lector y/o espectador; y aunque parezca fácil el hacer lo primero, es una fina línea que muchos cruzan cayendo en la segunda categoría cuando lo guionizan. Por esto estaba preocupado de cómo sería su película, en qué parte del espectro caería.

Mis dudas se fueron disipando cuando vi la dedicación de Ryan Reynolds y su equipo al crear una de las campañas publicitarias más originales, atrevidas, inteligentes, imaginativas y sin duda efectiva de… tal vez, siempre en la historia del cine. Digan lo que quieran del film, sus trailers, spots, teasers, promos del día de Australia, lucha contra el cáncer de próstata, muchas fotos promocionales, los 12 día de Deadpool, etc levó a que la película consiguiese 135 millones de dólares en su semana de apertura, superando toda expectativa y a toda primer semana de cualquier otra película en solitario de un héroe de comics.

Una vez visto el film, tengo que decir que ES LA MEJOR PELÍCULA QUE HE VISTO EN MI MISERABLE, TRISTE Y SOLITARIA VIDA, WADE ES TAN GRACIOSO, TIERNO, Y HUELE A….. ¿¿Qué estás haciendo??


– Escribiendo la opinión correcta sobre mi película, ya es hora de que haya un reseñador con verdadera clase en este blog.

– No estoy acostumbrado a que me interrumpan en mis reseñas… pero me temía esto. Algo que se me olvidó mencionar, es que Deadpool está siempre consiente que es un personaje ficticio y en qué medio se encuentra, ya sea comic, película animada, live action, videojuego… o una reseña, aparentemente. Rompe la 4ta pared y habla con sus lectores, espectadores y así.


– Soy tan irreverente, irrepetible, insuperable y todo lo que comience con I. Todos me aman… ahora, escribe sobre lo maravilloso y súper sexy que soy.

– Si… tan innovador como Spider-Gwen y único y especial como Harley Quinn. Howard el Pato ya rompía la 4ta pared cuando estabas en pañales y lo mismo la She Hulk de Byrne, diablos no eres ni siquiera la primera parodia superherórica ¿Recuerdas a la Garrapata? Ahora ¿No tienes una convención de comics que apestar con cosplays? ¿Puedes dejarme escribir esta cosa tranquilo?

– No eres divertido… anda, escribe tu basura. De todos modos cuando la suban al blog ese bastardo que te pone “horrible” en la clasificación de las estrellitas en cada reseña te estará esperando.

Ugh… como sea. ¿En qué iba? Ah, si… la película. El film llega enmarcado del contexto en que los comics son parte patente de la cultura popular, y las adaptaciones al cine son la regla y ya no más la excepción, siendo el tipo de películas más populares que existen actualmente. Por eso, era la ocasión perfecta para que Wade diese su salto al cine.

Aunque no es la primera vez que esto pasa… su aparición original en la pantalla grande fue en X-Men Origins: Wolverine interpretado por el mismo Ryan Reynolds, pero la versión plasmada era completamente alterada con respecto a la versión del comic, y estúpidamente malgastada. Con este film, se podría decir que 20th Century Fox, el estudio que retiene los derechos de los 4 Fantásticos y todos los mutantes, se ha enmendado, aprendió su lección y esta vez hizo lo correcto.

Este es un film que estuvo 9 años en proceso de filmarse, siempre bañado en dudas sobre si funcionaría o no, pero luego de que se filtrase misteriosamente una filmación de prueba con una escena de un par de minutos donde la esencia del personaje se encontraba a raudales, el internet se prendió en llamas y todos exigían que la hiciesen de verdad por el enorme potencial que tenía si se adaptaba como debía.

Ayudado con la presencia de Ryan Reynolds que durante esos 9 años fue el principal motor para que el film viese la luz del día dado su fanatismo gigantesco por Deadpool, Fox aprovechó su status de superestrella de Hollywood y dio luz verde al proyecto. Se les sumaron el director Tim Miller, y los guionistas de Zombieland Paul Wernick y Rhett Reese, y la cosa estaba lista para ponerse en marcha.

Estaban tan comprometidos en hacerlo de la manera correcta esta vez, que incluso corrieron un enorme riesgo comercial (que terminó en un exitazo en taquilla a nivel mundial) al darle una clasificación “R” que significa que no podrían verla los niños, principal público que va a ver los films de superhéroes.


– ¡Oh si! ¡La primera película de comics clasificación R baby! ¡Chúpate esa Wolverine!

–  ¿Te olvidas de Sin City, 300, Kingsman, Ichi the Killer, Old Boy, o V de Venganza?

– Ok, la primera película de superhéroes clasificación R… baby

– Kick Ass 1 y 2, Watchmen, Darkman, la trilogía de Blade, Spawn, The Crow, Punisher, Dredd, Constantine, ….

– Sinceramente no eres divertido. Con razón sigues escribiendo cosas para un blog de comics en vez de conseguir novia. Pero bueno, eso significa que has practicado mucho con tus manos, lo vas a necesitar… imbécil.

– ¡Podrías largarte y dejarme hablar de la película en paz! ¡Incluso me gustó el maldito film y quiero escribir cosas buenas sobre este en la reseña!

– Mientras no sea una review taaan mala y parcializada como la que les hiciste a las películas de Star Wars. Digo, ¿leíste los comentarios de esos post? Había una legión de ñoños ardidos llorando por las calles… todo por lo poco profesional que eres… tu madre debe estar avergonzada de ti, solo escribes para un blog de comics y ni eso haces bien.

– ¿Ah sí? Pues tu papá es Rob Liefeld

– Yo… yo no te insulté tan feo… 

– Perdón Wade… no quise… es que me hiciste enojar…

– Me voy al rincón… termina tu reseña… ya no me verás el rostro.

– Espera… espera…

– ¿Quieres ver el trasero de Wolverine?

– ¡Ahhhhgh mis ojos! ¡Vuelve aquí degenerado! ¡Te voy a meter una chimichanga por donde no sale el sol!

(Turuturu tuturutu turuturu tuturutu Experimentamos problemas técnicos tututuru tuturu tururururururuuuuu tututuru ruru…)

Como sea…. La película de Deadpool cumple absolutamente todo lo que se propuso, redimir al personaje después de su indignante aparición con la boca cocida en el film en solitario de Wolverine, y ser un film totalmente cómplice con el público que es fan del género superheróico, que sigue todos los nuevos estrenos en cartelera, conocen todos los detalles tras bambalinas y tiene sus quejas y alabanzas con muchas decisiones que se hacen sobre esta clase de cine.

Puedes ver la película sin saber nada, pero no se disfruta ni un décimo si es que conoces a Deadpool y las historias de los X-Men, tienes en cuenta que la línea temporal y continuidad en las películas prácticamente no existe, que el Profesor X ha tenido dos actores diferentes interpretándolo (Patrick Stewart y James McAvoy) al mismo tiempo; que la película de Deadpool se hizo con tan poco presupuesto que no pudieron costear más que dos X-Mens de baja categoría, que Ryan Reynolds tiene fama de nunca haber sido muy buen actor y es por su apariencia que se gana muchos roles, que interpretó a Hal Jordan el Linterna Verde en una versión casi odiada unánimemente por lo mala; o que tanto Wolverine como Hugh Jackman son amados por el público, pero X-Men Origins: Wolverine es basura cinemática y la aparición del Deadpool con la boca cosida es asqueroso; que los superhéroes aterrizan de cierta manera, que debe haber un cameo de Stan Lee en las películas de Marvel, y un laaaaargo etc. Esto porque cada cosa mencionada es tocada y foco de burlas en una o más ocasiones.

Básicamente Deadpool es una película muy consciente de que es una película, y que llegó en el momento perfecto, ya que en el cine actual está lleno de superhéroes, universos cinematográficos, reboots, remakes, secuelas a no acabar, y más. Gracias a eso entrega una mirada autocrítica hacia el género pero sin irse demasiado profundo, y solo aprovechando los problemas para hacer humor y contar chistes, que golpean uno tras otro.

La secuencia de créditos de apertura es una de las mejores intros jamás hechas en una peli de comics, me tuvo con la sonrisa en el rostro en todo momento. Y la versión usada para la pantalla grande es la que Joe Kelly nos trajo en el comic, un Deadpool que suelta chistes sin callarse para sacarnos carcajadas, pero que también es un hombre dañado por dentro y por fuera, torturado y que experimentó con su cuerpo los peores límites de la crueldad humana.

Miller y los guionistas encontraron el equilibrio entre estos dos aspectos y la trama se mueve con el humor sin filtro y los momentos dramáticos contados en flashbacks que nos muestran su origen y su relación con su novia Vanessa; alternándose con el presente. Y es esta estructura donde tengo mi problema, ya que a veces su ritmo se ve empantanado por el cambio de tiempo presente al pasado y le costara arrancar a full a la cinta. Lo bueno es que hasta la última gota de la esencia de Deadpool está plasmada en pantalla.

La trama central es una historia de amor, real y sincero que me compré desde el primer minuto. Vanessa es tan demencial y calentona como Wade, son perfectos el uno para el otro. Deadpool no es más que una película romántica con mucho humor ácido, referencias a la cultura pop, palos hacia Warner y DC Comics, el MCU de Marvel y la misma Fox; así como mucha violencia gráfica… ya saben, lo típico de un film de San Valentín.

Ryan Reynolds es por lejos la mejor parte del film, pues no solo hizo la película posible en marketing y producción, sino que como protagonista se luce. Lleno de simpatía, sentido del humor, con el que empatizas rápidamente a pesar de ser un muy mal tipo, y que no importa si lleva la máscara, la piel deforme con el maquillaje o a rostro descubierto, ES DEADPOOL a lo largo de todo el metraje, teniendo gran química con todo el elenco, en especial el X-Men metálico ruso y bonachón, y Weasel. Desde lo enfermo y demente hasta en lo bizarramente adorable, Reynolds lo clava.

– ¡Sabía que me encuentras adorable!

– No tú otra vez…

– ¡Me amabas en secreto!… si quieres demostrarme tu amor, serían $500 dólares la hora, $300 extra si quieres algo extraño, y otros $400 por si hay animales hechos de globo incluidos.

– Como te detesto… si no fueras inmortal te intentaría decapitar en estos momentos, o ensartarte una barra de acero de tu colon a la garganta, como si fueses un puerco asado.

– No es necesario el odio cariño, soy tu amigable vecino Deadpool, no la editorial Ovnipress, guarda tus quejas para esos imbéciles chupap**** que no conocen el mercado en el que se mueven (me pregunto si bajarán esta reseña porque tiene Marvel escrito en alguna parte). No hay para qué sobre reaccionar como pequeño chico enojón de 5 años solo por un par de comentarios, digo ¿Eres Ñoño Cool o Dross?

– Siempre tengo gente tras mis talones reclamando que eliminen la sección de reseñas de How to Arsenio Lupin en la página de Facebook porque solo quieren descargar comics y no leer opiniones, y con tus continuas interrupciones solo haces que tengan más argumentos a su favor.

– Sonríe ojitos negros ¿te apetece una chimichanga con extra queso? Eso siempre me alegra luego de que me pasan cosas malas, usualmente involucrando mi trasero… deberían llamarme Dick Grayson.

– ¡¡¿¿¿¿Podrías largarte ya????!!

– ¡Temporada de conejos! ¡Temporada de patos! Puedo seguir así todo el día…

– Déjame terminar esta reseña por favor… a estas alturas posiblemente sea la última.

– Lo haré solo porque lo pides amablemente. Recuerda ponerle demasiadas comas y puntos innecesarios, repetir adjetivos, dar vueltas en lo mismo y aportar poco. Ya sabes… tu estilo de escritura. Adiosito, y un besito en la nariz.

– ¡Yo no… yo… yo… al diablo, los demás secundarios están geniales, destacándose la misma Morena Baccarin como Vanessa, T.J. Miller como el hilarante Weasel, y Colossus (quien se luce en su lucha contra Angel Dust). Ajax como villano principal por su parte jamás pasó de ser un antagonista plano, cliché y muy desaprovechado, cumplió con lo suyo, pero viendo lo que se hizo con el resto del cast, pudo haber sido mucho más.

El film se burla de muchos clichés y cae intencionalmente en otros para poder funcionar como parodia tanto en cosas como la trama romántica, como en la simpleza de la narrativa. No solo tiene cameo de Stan Lee, sino que hasta de Rob Liefeld mismo; la secuencia post-créditos en magnífica y nos entrega una genial promesa.

Y claro, es sin duda la adaptación más fiel de un personaje de comics a la pantalla grande. Creo que los lectores del personaje van a gozar con la película, y por ahora esta se posiciona como la mejor película pijamera del 2016 (de todos modos es la primera que sale) y no creo que sea destronada tan fácil en cuanto a calidad.

Al final solo nos queda dar gracias a Ryan Reynolds por su enorme esfuerzo en todo este proyecto y creer en el personaje cuando todos creían que era una causa perdida redimirlo en el cine. Espero con ansias la continuación de la franquicia y ver hacia donde irán la próxima vez, ojalá mezclándole con X-Force espero. Por ahora, no queda nada más que hacer que poner un video de las Golden Girls para ver a Bea Arthur comiendo chimichangas.

7/10

– ¿Solo un cochino 7? ¡Se merece un 10!

– ¿Es que no me dejarás tranquilo ni al final de la reseña?

– No hasta que le des un 10

– ¿Qué tal 8/10?

– Un 10 o no hay trato…

– 9/10 y una cubeta con alitas de pollo

– ¡Hecho!

Ok… entonces, como iba diciendo: “Por ahora, no queda nada más que hacer que poner un video de las Golden Girls para ver a Bea Arthur comiendo chimichangas”.

9/10






Reseña Película Animada: Saint Seiya Leyenda del Santuario



SAINT SEIYA: LEYENDA DEL SANTUARIO

Fecha de estreno:  21 Junio 2014 (Japón)
Director: Keichi Satō
Guionista: Keichi Satō
Productora: Toei Animation
Duración: 93 minutos
Reseña: Ñoño Cool

“La batalla del santuario ha comenzado, deprisa caballeros atenienses, ábranse camino entre las 12 casas donde se encuentran los caballeros de oro y salven a Athena que ha caído por la flecha del mal”.

La nueva entrega de los Caballeros del Zodiaco para celebrar los 40 años de la obra, es una mezcla de la más pura nostalgia y genial fanservice con alguno de los cambios más molestos posibles (hablando de personalidades y guión, no de animación) que era obvio iban a dejar a los fans divididos, y hasta el día de hoy el fandom no se calla al respecto. ¿Son estos cambios suficientes para hundir el film? ¿o como siempre, Seiya y los caballeros se lograrán sobreponer a estas adversidades y entregarnos una buena película?

Nuestra historia comienza con Airoros salvando a la pequeña Athena y como Mitsumasa Kido termina adoptándola. La historia sufre en este punto una sobrecarga de exposición para resumir la trama (lo que permanece sucediendo durante toda le película), y por lo mismo se sintió totalmente forzada la forma en cómo le contaron, pero pronto con la aparición de Seiya, Shiryu, Hyoga, y Shun, te olvidas de todo eso… parcialmente claro. Hay que recordar que este film se estrenó luego de muchos años de ausencia del anime y su regreso tiene cierto poder, pero mala exposición es mal guión.

Cuando los escuchar hablar las voces originales, esto ayuda mucho a aceptar como lucen los personajes con el nuevo aspecto, no importa que sea CGI, ese ES Seiya, ese ES Shiryu, y así. Te traen un golpe nostalgia, las voces sinceramente valen la pena. Y sus personalidades son básicamente las de siempre, ya que si bien los dorados cambian (dos de ellos HORRIBLEMENTE) los caballeros de Bronce se mantienen tal como yo los recordaba, excepto por Seiya, quien es ligeramente más juguetón de lo normal, con malos chistes y comedia física y todo, pero diablos, tiene la pasión, la perseverancia, y el espíritu de siempre, para mi sigue siendo 99% Seiya y eso es lo que importa en cuanto a sus caracterizaciones.

En el aspecto de la animación CGI tengo que decir que si bien los cambios estilísticos como los cascos (que hacían ver a Seiya como Ryu Hayabusa) o la forma de invocación de las armaduras pueden sacarte de onda, son los únicos “peros” en cuanto a esta, te acostumbras enseguida luego de los primeros 10 a 20 minutos y yo los terminé aceptando por dos simples cosas, la primera es la posibilidad de que el Santuario tenga más personalidad propia gracias a un trabajo de reimaginación del mismo, pero más importante: Las batallas. El uso de cámaras lentas para darle intensidad, los cambios rápidos de ángulos para dar un sentido de fluidez, los tracking shoots, gestos e incluso el juego de luces y sombras son impecables, abren una gama de posibilidades cinemáticas a escenas que en el show eran, si bien épicas, bastante simples en la animación. El problema radica solamente en lo cortas que son estas batallas, a diferencia de lo largas, tensas e inspiradoras que eran las otras, e incluso algunas son totalmente cortadas de tajo… pero esto está “justificado” por temas de tiempo.

El soundtrack... cumple. Si bien mantiene la acción y emoción en todo momento acompañando perfectamente a las escenas de lucha, “Pegasus Fantasy” solo sale en los trailers del film y no en este mismo, lo que es una verdadera pena.

Pero donde esta película se cae es en 3 aspectos, la comedia, los caballeros dorados, y el guión. El humor del film muchas veces se siente forzado, y los chistes caen planos en el 100% de las ocasiones con el molesto personaje de Tastumi, lo bueno es que sale poco, pero gracias a guiños al público, como las preguntas eternas de los fans como el “¿porque no podemos simplemente rodear las casas?” me sacaron una pequeña sonrisa.

 En el caso de los Dorados, están ligeramente débilmente construidos, aunque esto se debe más al poco tiempo que pasaron en pantalla que al verdadero carisma puesto en ellos, ya que algunos como Aldebarán, Aioria o Shaka apenas salen en pantalla se sienten como ellos, incluso Milo que es mujer en el film se siente como Milo. Los que derechamente no están bien construidos son Afrodita de Piscis, Máscara de Muerte de Cáncer y Saga de Géminis, nuestro villano principal y al que tocaré algunos párrafos más adelante.

Piscis porque solo sale en una miserable escena para ser muerto por Saga (se que no es el personaje más popular pero eso fue un golpe bajo); y Mascara de Muerte porque lo retratan no solo como un villano Disney perdido, sino que el peor villano Disney que he visto, es el hijo perdido de Jack Sparrow y el Dr. Facilier en forma de moverse y diálogos, su canción… si, el personaje es el único con una canción en toda la película (¡¡Porque cuando piensas en un musical piensas en Máscara de Muerte!!! Obvio!!) suena y luce sospechosamente como “Friends from the other Side” de la Princesa y el Sapo, cantada por el ya mencionado Facilier. Y justo cuando pensé que no podían humillar más al personaje… van y ponen la infame línea mal traducida “Shyriu malvado! Quemaste mi mano!”, y de alguna manera la hacen sonar aún más ridícula antes de que sea finalmente derrotado.

Ahora, vamos con el verdadero villano en el film ¿Saga? naa… el villano es la corta duración del film en comparación con la gran cantidad de capítulos de la primera temporada, todos de 20 y tantos minutos (sin contar openings y endings). El guión gracias a eso está repleto con recurso inevitable de exposición ya que debe condensar mucho en poco tiempo, poco desarrollo de las relaciones interpersonales (Shun/Ikki especialmente), numerosas introducciones pobremente manejadas de personajes y varias subtramas mal desarrolladas (Hyoga/Camus por ejemplo) lo que hace que se llene el film de personajes, y que el espectador poco conocedor del show de pierda completamente entre tanta cosa. El mismo final sufre gracias todo esto, porque Saga es pobremente desarrollado como villano, nada amenazante, se siente cliché a diferencia de en el show y al mezclarse con su Megazord pierde la poca identidad que se le había dado siendo derrotado en un parpadeo.

Debo darles crédito de que a pesar de todo eso, si bien no es la película que yo esperaba sigue siendo un film bastante entretenido, y la condensación de trama se manejó 100 veces mejor que en, digamos, Avatar de M. Night Shyamalan o Dragon Ball Evolution, quienes tuvieron que realizar el mismo proceso de resumen. Caballeros del Zodiaco JAMAS fue más que un anime y manga bien simple que buscaba entretener y nada más, un shonen puro y duro; y por eso la película en su mayoría cumple.

Es una adaptación después de todo, que entretiene gran parte del tiempo, y que a diferencia de un sobreanalizador como yo, tú puedes dejar la mayoría de estos detalles detrás y pasar un buen rato con la película y maravillándote con el gran trabajo detrás de las secuencias de batalla, que cortas como pueden ser, siguen siendo impresionantes. O puede que Máscara de Muerte te impida poder tomarte todo en serio… Lo que es innegable es que demostró que aún había interés por la propiedad y por esto Soul of Gold fue estrenada y un nuevo animé con los 5 de Bronce están en camino.

No la recomiendo si no has visto el show porque no podrás seguir fluidamente la historia, pues esto está específicamente apuntado a si eres un fan de Saint Seiya, y en lo que a películas de la franquicia se refiere, es mucho mejor que otras películas nacidas de la serie como la insufrible “Overtura del Cielo” por ejemplo.

6.5/10


Descarga:   Saint Seiya La Leyenda del Santuario

Post Recomendado:  Saint Seiya Los Caballeros del Zodiaco






Reseña Manga: Monster



MONSTER (モンスター)

Editorial: Big Comic Spirits
Fecha de Publicación: 1994 – 2001
Guionista: Naoki Urasawa
Dibujante: Naoki Urasawa
Volúmenes: 36
Reseña: Ñoño Cool

“El monstruo sin nombre”

Hace mucho, mucho tiempo, en un país muy lejano vivía un monstruo sin nombre. El monstruo deseaba un nombre. Y lo deseaba tanto que apenas podía pensar en nada más. Un día el monstruo emprendió un viaje para buscar el nombre que tanto anhelaba. Pero el mundo es demasiado grande. Y por ello el monstruo decidió dividirse en dos. Una mitad se fue al este. Y la otra, hacia el oeste.

La mitad del monstruo que había ido al este encontró pronto una aldea

– Oye herrero, quiero que me des tu nombre -lanzó el monstruo

– ¿Pero qué tonterías dices? No pienso dártelo -replicó el herrero, incrédulo.

– Si me das tu nombre, me introduciré en tu cuerpo y te otorgaré toda la fuerza que te falta -prometió el monstruo.

– ¿En serio? Bueno, pues si de veras vas a hacerme más fuerte, adelante es tuyo– respondió el herrero.

Entonces el monstruo se introdujo en el cuerpo del hombre.

A partir de ese momento el monstruo se convirtió en Otto el herrero.


Otto era el más fuerte de la aldea, sin embargo un día…

– Mírame… mírame… ¡Mira qué grande se ha hecho el monstruo en mi interior!
Grush, grush, ñam, ñam, gruupmf, grumpf..¡plaf!

El monstruo que tenía mucha hambre se había ido comiendo al herrero hasta acabar con él. Y así fue cómo se quedó otra vez sin nombre.

Al poco tiempo, lo intentó con un zapatero llamado Hans.
Grush, grush, ñam, ñam, gruupmf, grumpf..¡plaf!
Al comérselo volvió a quedarse sin nombre.

Lo intentó también con un cazador llamado Thomas, pero…
Grush, grush, ñam, ñam, gruupmf, grumpf..¡plaf!
Como era de esperar se lo comió también y volvió a quedarse sin nombre.


Al final, el monstruo decidió buscar un nombre en el interior del castillo.


– Si me das tu nombre, pequeño, yo te haré tan fuerte como un roble -le dijo el monstruo al príncipe del castillo.


– Si logras que me recupere y me hace un niño sano y fuerte, mi nombre es tuyo-replicó el príncipe enfermo.


Y así fue cómo el monstruo se introdujo en el interior del príncipe.
Y éste se curó milagrosamente.


El Rey estaba de lo más contento.
– ¡El príncipe se ha curado! ¡El príncipe se ha curado! -se regocijaron todos.

Al monstruo le gustó el nombre del príncipe. Y la vida en el castillo le gustó también. Por eso, y aunque se moría de hambre, hizo esfuerzos por contenerse.


Un día tras otro, cuando le acechaba el hambre se contenía y esperaba paciente a que pasara.
Pero un día el hambre era tan acuciante que el monstruo no pudo más…


– Mírame… mírame… ¡Mira qué grande se ha hecho el monstruo en mi interior!
Y entonces se comió al Rey y a toda la corte de una sentada.
Grush, grush, ñam, ñam, gruupmf, grumpf…¡plaf!

Un día el principito huérfano se encontró a la mitad del monstruo que había ido hacia el oeste.
– Ya tengo nombre. ¿Sabes? Un nombre muy bonito.


El monstruo que había ido hacia el oeste le dijo:
– ¿Para qué sirve un nombre? Sin nombre también se puede ser feliz. Mírame a mí, soy un monstruo sin nombre.


Y entonces el príncipe se comió al monstruo del oeste. Pero se sintió muy, muy triste:
Cuando por fin había conseguido un nombre…
– …no queda nadie que me llame para recordármelo… con lo bonito que es mi nombre… Johan…


Franz Bonaparta.

 Monster. No importa cuántos párrafos le dedique a este manga, se que al final serán pocos y me quedaré con cosas en el tintero. Es una obra de una calidad tan increíble que supera a otras obras maestras de la industria por lejos, con un guión atrapante, construido con experto manejo de la tensión extrema, muchos giros argumentales que te tomarán por sorpresa, y personajes carismáticos, complejos, misteriosos como pocos. Además el enorme rigor a la hora de hablar de hechos históricos, políticos, geográficos y más, le agrega una nueva dimensión a su narrativa.

El factor decisivo que para mí la vuelve tan grande es que los dilemas psicológicos y morales presentados a lo largo de todo el guión no se traicionan a sí mismos dándonos un final feliz dulzón, pues nuestro mangaka prefiere mantenerse firme a sus planteamientos en vez de doblarlos para que quedemos contentos despidiéndose en cambio una nota tan sombría como necesaria. Esto es lo que transforma a Monster en un clásico de clásicos que no solo el otaku promedio, sino que el lector que disfrute de contenido inteligente y de calidad debería leer al menos una vez en su vida.

Creado por el maestro del manga Naoki Urasawa, Monster es un seinen que entra en el género de suspenso, nos cuenta la historia de cómo un doctor con un estricto e irrompible código de ética y moral ayuda sin querer a dar rienda suelta al más cautivador y temible de todos los monstruos hecho hombre, y su cruzada por detenerlo.

Nuestro protagonista es el doctor japonés Kenzou Tenma, quien a pesar de ser muy joven, se ha transformado en uno de los neurocirujanos del país, y el más notorio en el Hospital Memorial Eisler de Düsseldorf, Alemania. Este centro de salud es tan famoso y respetado que todas las figuras importantes ya sean de la música, cine, política, etc se trasladan ahí para ser atendidos. Todo brilla para Tenma, e incluso tiene un futuro matrimonio planeado con Eva Heinemann, la hija de su jefe y director del hospital.

Kenzou ama su lugar de trabajo y lo considera un sitio de perfecta integridad, hasta que un día un turco de clase baja que se accidentó en su trabajo llega a la sección de urgencias por una lesión en su cabeza, y necesita operación inmediata; Tenma quiere encargarse de eso, pero Heinemann le dice que no, porque hay un paciente millonario famoso – cantante de Ópera – que necesita ser tratado de inmediato por el mejor neurocirujano del lugar, a pesar de haber llegado después del hombre turco; y todo esto porque su recuperación le dará más fama al centro hospitalario.

Atendido por manos menos capaces, el inmigrante no sobrevive a la intervención y su viuda llorando le reclama al doctor que si él lo hubiese atendido seguiría vivo. Esto hace cuestionarse todo lo que creía de sus compañeros de trabajo y jefe directo, y su propia moral por hacerles caso en primer lugar. Gracias a estas dudas, cuando se encuentra con un niño con un balazo en la cabeza está agonizando y le ordenan que atienda a un político influyente que llegó después en su lugar, Tenma esta vez desobedece y atiende al chico, llamado Johan.

Gracias a su privilegiado talento él sobrevive ante toda expectativa, pero el político no tiene tal suerte y fallece, dándole un golpe gigantesco al prestigio del hospital. El director furioso lo pone en el puesto más bajo posible sin posibilidades de ascender como castigo, y su futura esposa Eva le abandona burlándose de él inmediatamente de aquello. Lleno de una ira nada típica en él, ya que cree haber hecho lo correcto y que su tragedia viene de manera gratuita, va hacia la habitación donde duerme el niño al que ha salvado y como nadie le oye, ruega para que la gente que le hizo esto muera.

¿Cómo podrían ir peor las cosas para nuestro protagonista? Pues sus plegarias son escuchadas y Heinemann aparece asesinado en su oficina. El doctor pronto se dará cuenta de que el niño al que ha salvado era un frío asesino sin conciencia y con su propia sombría mirada del mundo, y había ido a parar al hospital porque su propia hermana gemela le había disparado en el cráneo para detenerlo. Sumando dos más dos, también llega a la conclusión de que él fue quien mató a su jefe por petición suya.

Pasan nueve años. Tenma se encuentra nuevamente en un buen lugar profesionalmente hablando, la hermana de Johan ha crecido y vive bajo una nueva identidad, pero el asesino ahora crecido parece presentar una obsesión por ella y fuerza su reencuentro, mientras tanto comienza a matar gente a diestra y siniestra sin dejar ninguna sombra de rastro. La policía recordando las muertes del pasado y asociándolas con estas, creen que es Kenzou el que está detrás de todo y le dan caza sin tregua.

Como prófugo de la ley, quienes piensan que es víctima de una doble personalidad que lo hace matar sin que conscientemente lo sepa, Tenma deberá correr por el mundo buscando al verdadero responsable y detenerlo, pues se siente extremadamente culpable de haber auxiliado a un monstruo quien tanto daño hace. En el camino irá ejerciendo de médico clandestino para salvar a todos los que se encuentren en necesidad, porque su Juramento Hipocrático se lo impone… pero es ese mismo juramento el que deberá romper si quiere ponerle un alto definitivo al peligroso ser al que hace 9 años salvo de la muerte. ¿Será capaz este doctor de acabar con una vida cuando toda la suya se las ha pasado salvándoles?

 Así comienza la obra de Urasawa, una obra maestra en toda regla y por donde se le mire. Tal como cualquier de los mangas que irá sacando más adelante, contiene una retroalimentación en cuanto a las influencias y ciertos elementos que se repiten de uno a otro; así como 20th Century Boys bebió de las temáticas de Monster y tomaba prestado algunos planos visuales y escenas; la misma Monster contiene rastros de Master Keaton. Esto se puede ver en los parecidos físicos entre sus protagonistas, así como que ambos son trotamundos por Europa – aunque claro, uno es un investigador y el otro un prófugo de la ley – y en el uso de la misma realidad sociopolítica, situada en el Viejo Continente a finales de plena Guerra Fría y con las Alemanias divididas.

Es el interés de Urasawa por la cultura y sociedad europea de occidente lo que nos pone en Alemania Occidental, específicamente en el Düsseldorf de los 80, cerca del Rin, donde el fantasma de Hitler y sus nazis seguían cazando a cada uno de los escenarios por los que nos moveremos. La realidad histórica de esa época está plasmada de maravilla; en especial la República Federal de Alemania (RFA) como la mitad rica, industrializada y llena de prestigio a las que todos los exiliados de la pobre, subdesarrollada y demacrada República Democrática de Alemania (RDA) que conseguían huir de los soviéticos y el comunismo aspiraban a llegar.

La manera en como retratan como se vivía en la RFA desde la polémica que sucedió cuando Bonn pasó a ser capital del país en vez de la poderosa y próspera Fránkfort absorbiendo el poder político y como el poder económico se concentró en la capital regional Düsseldorf transformándola en la ciudad más importante del país; hasta la masiva llegada de inmigrantes de Yugoslavia y Checoslovaquia que sufrían regímenes sanguinarios por parte de los soviéticos y la petición de la RFA de traer mano de obra extranjera de países como Grecia, España, Portugal y por supuesto Japón – así es como Tenma llega a ser un nipón de sangre pura residente en Europa – para mejorar el rendimiento de sus empresas; e incluso el verdadero éxodo desde Turquía hacia Alemania, su ex aliado en la primera Guerra Mundial cuando aún eran el Imperio Otomano, formando verdaderos guetos turcos a lo largo de todo el país volviéndose hasta el día de hoy una de las etnias a integrar en la nación dado el racismo del que aún son víctimas y más aún en la época donde está ambientado el manga; todo eso está plasmado en nuestra historia para entregarle un enorme y cuidadísimo sentido de realismo y crudeza, que no deja de ser un aspecto fascinante de mencionar porque el construir algo así de históricamente detallado es un logro en si mismo al igual que el desarrollo del guión, personajes y dibujo.

Tenma se mueve por todo este contexto histórico, y como fugitivo se ve forzado a moverse por los guetos y barrios bajos del país. Aquí es donde vemos como muchas mujeres turcas incluso con hijos a cuestas eran forzadas a volverse prostitutas de segunda clase para poder comer, y las vírgenes eran víctima de tráfico de blancas; mientras que las mujeres checoslovacas eran prostitutas de primera clase, mercancía de lujo, por su parecido físico con las alemanas, cosa que en un país tan racista como lo eran en esa época, importaba mucho. Kenzou tendrá que aprovechar todo el contexto sociopolítico anteriormente mencionado – condiciones, no personas, Tenma jamás haría eso con un ser humano – y aprender a utilizarlas a su favor para escapar de la justicia antes de lograr su meta, haciéndose amigo de los necesitados y ganando aliados en el camino.

Desde el comienzo la historia es cautivadora, inquietante y misteriosa, con una narrativa que combina aventuras autoconclusivas con un guión continuado que ata cada situación de alguna forma. Cada palabra, cada viñeta y cada página se mantienen de una altísima calidad que nunca baja. Los diálogos son siempre memorables, las situaciones interesantes, los personajes atrayentes y jamás suelta esa tensión en el aire hasta la viñeta final del último volumen.

Tenma es un hombre que no sabe si está buscando venganza o justicia, un alma pura y amable, que vive por los demás y jamás puede hacer la vista gorda ante una tragedia lucha contra sus propios principios éticos para acabar con el criminal más carismático y brillante que haya pisado la Tierra. Vemos lo arraigado que tiene el Juramento Hipocrático en su mente y como este lo guía por Alemania siendo un salvador clandestino de vidas que solo busca acabar con una ¿será capaz de traicionar todo lo que cree por un bien mayor? Ese es su eterno dilema, y no está seguro de poder lograrlo.

Se embarca en una cacería donde ambos Kenzou y Johan son presa y cazador, y para poder tener una oportunidad de ganar necesitará reconstruir el pasado de alguien que aparentemente no lo posee. Y antes de poder culminar su meta, en el viaje deberá solucionar ciertos aspectos de su vida, lidiar con nuevas y diferentes amenazas, ganar aliados y más cosas alejadas de la trama principal que en vez de entorpecerla o detenerla, solo la enriquecen más y más.

Johan como villano es malditamente aterrador. Con una y una personalidad cautivadora al máximo que atrapa a sus víctimas en una red de araña y los seca, sacándoles hasta el más mínimo detalle de sus vidas, y así cuando los asesine todo el escenario llegue al nivel de perfección necesaria para que todo parezca natural, obra de la casualidad o de alguien totalmente distinto a él alejándose de toda sospecha. Y hablando de terceros, Johan busca los puntos débiles de la mente de otros asesinos seriales peligrosos en extremo para que ellos maten por él, su mayor arma es su sonrisa y sus palabras el puñal con el que acaba con el mundo.

Nuestro exquisito villano posee otros factores que le vuelven aún más interesante, como una belleza física tan ambigua como fascinante que hará que se vista de mujer en más de una ocasión para lograr sus metas al entrar en la vida de quien sea por los medios que sean; y claro, su mente brillantemente demencial, y que se escapa de nuestra lógica pues funciona con la propia. Además, su obsesión enfermiza con su hermana gemela será el misterio más alarmante y perturbador de todos, pues el motivo de esto es tan simple y a la vez tan complejo que fue la pieza clave para que Johan se transformara en lo que es hoy en día.

 Otro punto histórico aquí servirá para la base de nuestros villanos secundarios, quienes quieren a Johan para ser el nuevo Hitler 2.0 y pretenden usarlo a su favor. Me refiero obviamente a los nazis, quienes vivían ocultos entre el pueblo alemán por ese entonces luego de su derrota a manos de la Unión Soviética.

Aquí los presentan como los herederos de Airbert “Doctor Muerte” Heim en cuanto a pensamiento, pues ellos en medio del Holocausto iniciaron grotescos experimentos que incluían vivisecciones, tortura de gemelos, etc para tener base científica sobre la cual justificar eutanasia, esterilización, asesinato de enfermos mentales, y poner la eugenesia aria como base de su mundo. Además de Goebbles, pues nuestros nazis en este manga amplían estos parámetros y le suman experimentos parapsicológicos de control mental como Goebbles planeaba, crear un lugar donde un solo líder gobierne a masas obedientes en un mundo de perfectos hombre arios.

Y serán estos últimos los que darán la base del argumento de Monster para justificar como Johan llegó a ser quien es, ese “superhombre” psicológicamente hablando, superior a Hitler en cuanto a manipulación y carisma que tanto buscaban. Pero lo que no saben es que él es quien los está manipulando a ellos como a otras decenas de personas, pues Johan no quiere controlar la humanidad, sin destruirla.

Entre nuestros héroes también tendremos otro hombre, el inspector Runge de la policía de Alemania. Es un hombre dueño de una inteligencia sin igual y atención por los detalles que rivaliza a cualquier detective de la ficción, y tan apegado a su trabajo que se ha vuelto el único aspecto de su vida al que le dedica tiempo, por esto su hija no le habla y su esposa lo abandona por otro hombre. Pero no está del lado de nuestro querido doctor, pues cree que Tenma es un enfermo mental con doble personalidad, y su lado asesino es el que se conoce como Johan; por esto ha vuelto la cruzada de su vida atrapar a quien cree capaz de tales atrocidades.

Gracias a esto, solo Tenma y los escasos aliados que irá haciendo en el camino, junto con el mismo lector seremos quienes sepan la verdad, que Johan es una persona diferente a Kenzou, ya que el resto del mundo considera a este íntegro hombre como el criminal más buscado del país y toda Europa. Tal como en muchas historias de gente inocente siendo prófugos de la ley como Harrison Ford en la película “El Fugitivo” el espectador se verá lleno de impotencia a la hora de ayudar a nuestro protagonista y como se le achacan más y más cosas encima sin que podamos gritar la verdad, pues nuestras alegaciones caen en oídos sordos. Es esta sensación de no poder ayudar lo que hace crecer más la tensión, y por ende el nivel de apego con la trama.

Las presencias femeninas en la historia igual son puntos de interés, en especial desde que punto parten y como van evolucionando en el camino. Nina – la hermana de Johan – es una chica siempre optimista, llena de bondad, ingenuidad y fe en el futuro, pero con todo lo que le va pasando tendrá que aprender cómo defenderse, disparar un arma de fuego o incluso entrar en el juego de la seducción si quiere sobrevivir, aunque claro, mantiene firme todos sus valores y características básicas con las que comienza el viaje, no importa lo mal que vayan las cosas, ella no se corrompe.

Eva Heinemann por otro lado es todo lo contrario, comienza como una dama de la alta sociedad que mira a todos los pobres como criaturas inferiores y su orgullo, dignidad y dinero la definen como persona; cuando las cosas comienzan a ir mal para ella y pierde su riqueza, y ahí se da cuenta que Tenma fue el único hombre al que ella amó y lo quiere de vuelta. A medida que se hunde más y más en su propia miseria económica y como persona va acostándose con todos los hombres que pueda por algo de contacto humano, dinero o una victima a manipular, y se vuelve una adicta al trago. El camino que ella recorre será uno de lenta autodestrucción y mientras más conoce el rechazo de Kenzou crece más egoísta y quiere vengarse de él y para ellos romperá los límites necesarios y las cosas más horribles a su alcance, aunque desesperadamente lo sigue amando.

 Ambas serán extraños intereses románticos para nuestro protagonista, ya sea porque una lo busca para que caiga con ella al abismo, y la otra como un aliado de las circunstancias, pero no es un triángulo amoroso, pues nada de lo que sucede entre ellos podría interpretarse como amor o siquiera cariño real. Monster es lo suficientemente inteligente para saber que esos clichés de telenovela no van con él, y por esto las emociones presentes siempre son la rabia, culpa y conflictos internos con la propia humanidad de los personajes, quienes irán explorando sus verdaderas naturalezas.

En cuanto al dibujo, este puede ser el mejor trabajo técnico de Urasawa. Con sus magnífico uso de luz y sombra salido de las películas más clásicas en blanco y negro de Orson Wells, un uso de la tinta pocas veces igualado, detalles sublimes, planos que se van del dibujo lineal tradicional, una gran técnica para mostrar las emociones de cada personaje en ella, un impecable diseño en cuanto a la arquitectura de los lugares en lo que nos movemos tan perfecto que pareciese que nos encontramos en ellos junto a Johan y Tenma; incluso hay detalles interesantes como escenas donde todo mundo está lleno de angustia y pena y una suave música proveniente de algun lado rompe este ritmo. Con Moster Urasawa demuestra que es un artista completo en todos los aspectos en lo que a realización de manga se refiere.

Monster es un vistazo dentro de la naturaleza de la humanidad, que habla del el poder del nombre que nos entregan nuestros padres para que podamos ser personas visibles en la sociedad, y nos deja visualizar ambos lados de la moneda, desde los rincones más asquerosos, repulsivos, abominables y oscuros de nuestra esencia, hasta las acciones llenas de abnegación, humildad, compás moral inquebrantable y capacidad de hacer el bien. Y los dos lados son igual de atrayentes, en especial cuando resultan mezclados o enfrentados entre si.

Además, este manga tiene un anime publicado desde el 2004 al 2005 que lo adaptó religiosamente al pie de la letra, al punto de que siempre 4 capítulos del show eran un volumen del manga en cantidad exacta, dándonos 75 capítulos en total. Cada cosa está respetada hasta la obsesión, desde la estructura hasta la reproducción exacta de las escenas, este es una de las ocasiones donde el anime es tan bueno como el manga, y si has visto/leído uno, es casi como si hubieses experimentado ambos.

Posee una calidad de animación altísima, su opening es memorablemente inquietante y el ending es una obra de arte, ya que nos pone trozos del cuento de Franz Bonaparta que avanzan a medida que avanzan los capítulos, acompañados por una melodía desoladora, y que te dará escalofríos. Y como no pude encontrar el anime completo en un idioma integral, lo experimenté en japonés con subtítulos, español ibérico y español de Latinoamérica, y los 3 presentan un gran trabajo en lo suyo… aunque si tuviese que elegir diría: original, latino y finalmente ibérico. Pero es una percepción muy personal y no sé si realmente objetiva.

El final para muchos será tal vez algo desconcertante y les defraude, pero esto era INEVITABLE dado en cómo se comportaban ambas fuerzas opuestas en el campo moral, ambos y especialmente Tenma demuestran lo fieles que son a lo que representan y por ende la cosa no podría terminar en un felices para siempre y si en la nota más sombría posible y necesaria. Yo ya he visto el anime 2 veces y me he leído el manga 1 vez y media, y nunca me canso, sinceramente es una de las obras maestras más magistralmente compuestas en todos los géneros y medios de arte de la industria nipona. No puedo recomendárselos con más fuerza, y créanme que si son fans del buen manga, o del buen contenido en general, esto será una maravilla que atesorarán por siempre.

 10/10


Post:    Monster






Reseña Comics: Spiderman – Nuevos Vengadores



SPIDERMAN: NUEVOS VENGADORES

Editorial: Marvel Comics
Fecha de publicación: Junio a Septiembre de 2005.
Autor: John Michael Straczynski.
Arte: Mike Deodato Jr. – Joe Pimentel – Mike Milla.
Reseña: El Buen Ñoño Wise

Hola de nuevo. Otra vez arrojo mis letras en este intento de reseñar una especie de orden de lectura marvelita de la última década, para complementar quizá los órdenes de la página que son tan impresionantes en su calidad y prolijidad que pueden terminar impactando y hasta pasmando a más de alguno. Por supuesto, es una gran pretensión el querer sumarse a tamaño carro de la victoria, pero de corazón espero que estas reseñas sirvan para orientar en vez de sumar peso a la agenda comiquera de ustedes, los lectores, artífices y causantes de que todo esto sea posible. Vamos allá con un pequeño “previously, on las reseñas de Ñoño Wise…”

Repasemos en qué vamos: iniciamos la marcha con la reseña de “Vengadores Desunidos”. A esto seguimos con los dos primeros arcos argumentales de Astonishing X-Men llamados “El don” y “Peligroso”. Entre medio sugerimos lecturas complementarias como los primeros 14 números del volumen 5 de Capitán América a cargo de Ed Brubaker, y también recomendamos incluir un punto de inflexión que prácticamente todas las colecciones respetaron: la partida de Nick Fury como cabeza de S.H.I.E.L.D. en “Secret War”. Luego de eso, vinieron las reseñas de los dos primeros arcos de Nuevos Vengadores, llamados “Fuga” y “El Vigía”. Finalmente, también pensé que sería una buena idea incluir cuatro números del Amazing Spiderman de Straczynski, en un arco llamado “A flor de piel”. Y con eso tenemos ya una película bien formada: cinco reseñas y unas pocas lecturas complementarias. Así, a lo que nos convoca.

Si leímos el arco “A flor de piel” de Spidey (spoiler alert) ya sabremos que Peter y Mary Jane perdieron su apartamento a causa de las tristes e indignas acciones de Charlie Weiderman. Igualmente, y al final del relato, nos enterábamos además que la casa de tía May también era quemada casi hasta los cimientos. Cerrábamos la historia con los Parker sin techo sobre sus cabezas.

Aquí toma el testimonio este nuevo arco, que comprende 6 números -desde el #519 hasta el #524- y que inicia con un Peter que afortunadamente y como ya sabemos es miembro de “Los Nuevos Vengadores”. Debido a esto es que, entremedio de lamentos y declaraciones truchas a bomberos, aparece una limusina en el lugar de los hechos. Desde ella sale el actualmente vilipendiado y tristemente célebre Tony Stark (por un momento estuve a punto de escribir Cuajináis XD), a ofrecer su ayuda y no sólo eso. Además viene a brindar una propuesta oportuna para los Parker y sabrosa para nosotros los lectores: que toda la familia del cabeza de red se mude a la torre Vengadores. Esto por sí solo es historia, ya que presenciaremos muchas primeras veces. Mary Jane y Tony Stark se ven por primera vez, tía May conoce al Capi y le habla de Ben, etc. Está demás decir que la propuesta es aceptada.

                                                 Logan y las pelirrojas. Algo tenía que decir de MJ.

Luego de esto, y fiel a mi estilo de no decir casi nada del conflicto puntual del arco reseñado, sólo diré que los problemas vienen causados por Hydra. Aquí viene el punto bajo del arco, en una historia que si bien es amenizada a punta de un autor que logra jocosos momentos y bromas listillas con un personaje que conoce muy bien a estas alturas, no logra repuntar en términos de argumento. Me limitaré a decir que los antagonistas de turno aparentan refritos, con un plan que exuda silver age por todos los poros y que no termina de cuajar en este momento más moderno y místico del arácnido. No necesariamente un argumento tiene que ser original para destacar si la trama le ayuda… pero aquí la trama es pasable y el argumento tan poco original que la próxima semana cumple 40 años o algo así. Y el autor lo sabe y lo reconoce dentro del mismo comic, pero eso sólo alivia en menor grado su tufillo a poco trabajo y prisa por buscar un trance momentáneo.

¿Y entonces, por qué reseñar algo así de mediocre? Por la sub-trama familiar, así de simple. Es verdad que mi nota será baja, porque no debemos olvidar que este es un tebeo superheroico, y el eje del autor debiera ser la actividad propia del héroe que guioniza. Se le perdona por varias razones, a saber: porque a pesar de todo los 6 números se dejan leer, porque el dibujo de Deodato Jr. es bueno (y la coloración es impecable y vistosa), y porque se entiende plenamente que es un arco de paso. Venimos de “A flor de piel” con eventos importantes, y una vez terminado este arco entenderemos para dónde va la cosa, que no es otro destino que un arco bastante más importante en cuanto a la relevancia de los hitos para Spiderman y para Peter Parker por igual: “Spiderman: El otro”.

Por esas razones se le perdona, es cierto. Pero se hace digno de reseña básicamente por lo ocurrido tras bambalinas, con las máscaras fuera. Ahí Straczynski se luce dramatizando momentos increíbles, con una tía May profundizada de manera extraordinaria y una relación Mary Jane/Peter tan verosímil y realista que llega a dar gusto cuando la “acción” heroica termina y viene el momento de presenciar lo que ocurre en la Torre de los Vengadores cuando los uniformes se van a la lavadora. En ese sentido, el primer número del arco es el más potente, y de ahí la cosa va de más a menos, pero sin naufragar. Vale la pena leer lo que ocurre, comiendo y tragando sin saborear mucho los enfrentamientos con los villanos de turno para poder deleitarse con detenimiento en lo que pasa cuando por ejemplo un paparazzo saca una foto a Mary Jane entrando de noche a la Torre Vengadores. Su salida es excelente, pero crea una deliciosa tensión en las relaciones interpersonales. Es inevitable empatizar con MJ, por nombrar otro ejemplo, cuando la guapa pelirroja le comenta a Peter que por fin se siente parte de un mundo que de vez en cuando ha golpeado la puerta, pero que conoce sólo por fuera. Sin embargo, ahora ambas mujeres Parker están ahí, en el centro de la acción. Casi como ese gusto de por fin conocer dónde trabaja nuestra pareja y saludar a sus compañeros de labores, sólo que aumentado por mil. Espectacular detalle que al autor no se le escapa, y que -al contrario- se esfuerza en profundizar. Igualmente, la relación entre Steve y Peter comienza a tomar forma, con él primero apadrinando de alguna manera al héroe más “novato” en la formación, y haciéndole un guiño a Brubaker poniendo sobre el tapete un recuerdo de Bucky. Algo que denota preocupación, coordinación y buena onda. Bien ahí.

                                                  Ugh… ahora ya sé en qué pensar para abstraerme…

Si les gusta Spiderman, y si les ha gustado lo que han leído de Nuevos Vengadores, este es un arco que merece ser leído. Como diría el buen Ñoño Lost, no es para tirar cohetes, pero se puede digerir y tiene chips de chocolate en la forma de las ya mencionadas sub-tramas familiares, momentos íntimos de pareja y otros detalles agradables que aportan bastante sustancia a este arco, a esta colección y a lo que va de macro-novela Marvel en las seis reseñas que han salido de momento. Vale la pena. Y si me equivoco rotundamente y se les hiciera muy insufrible, siempre  nos queda el consuelo de que son sólo 6 números. Eso y que el destino que nos aguarda es al menos un poco mejor.

6,8/10

Reseña Comics: Los Jóvenes Vengadores



JOVENES VENGADORES  #1-6

Editorial: Marvel Comics
Título original: “Young Avengers – Sidekicks”.
Fecha de publicación: Abril a Septiembre de 2005.
Autor: Allan Heinberg.
Arte: Jim Cheung – John Dell – Justin Ponsor.
Reseña: El Buen Ñoño Wise

Seguimos escalando en el tiempo, intentando hilar una macrohistoria del Universo Marvel 616. Partimos con la ruptura del equipo de los Vengadores originales, pasamos por los maravillosos Astonishing X-Men de Joss Whedon y hemos seguido con el nacimiento de los Nuevos Vengadores, Spiderman incluido. Eso y algunas lecturas complementarias que no es necesario repetir.

En esta ocasión les traigo una lectura que hará desconfiar a quienes no la conozcan, y hará alegrarse a los que ya la hayan leído. El título y la imagen ya les dieron una pista. Los Jóvenes Vengadores es un relato acerca de héroes adolescentes, pero no es tan típico como se pudiera pensar, ya que es un excelente mirador acerca de las clásicas diferencias en la manera de hacer las cosas entre Marvel y DC.

Imagino que todos sabemos que en esta última casa editorial los grupos de jóvenes como los Teen Titans o la Legión de Superhéroes proliferan como la mala hierba. Lo mismo con los compañeros, “sidekicks” (o patiños, para los amigos del México lindo y querido), también cuantiosos en DC. Vamos, basta mirar a la bati-familia, o a Arsenal, a Supergirl, los Superboy y Krypto, Kid Flash (luego Impulse), o a Wonder Girl. Las contrapartes jóvenes abundaron y aún abundan por esos lares. En cambio, en Marvel estuvo Capitán América y Bucky… y listo. Se acaba la lista. Quizá es porque Stan Lee declaró odiar a los sidekicks y la casa de las ideas les odia por extensión, o a lo mejor los ama tanto que nunca los deja en segundo plano. Por nombrar a un adolescente de la premier league, se me ocurre un amistoso vecino que no necesitó seguir a nadie.

Sin embargo, ahora viene un tal Allan Heinberg y en la mitad de esta primera década de un Marvel que se reinventa nos trae un grupo completo de sidekicks como ingrediente. Para crear recelos, ¿cierto? Igual valía la pena arriesgarse y leer, y vaya que rindió frutos. Lo interesante de este primer número es que durante la mitad inicial no aparece ningún joven vengador, y sí nuestra querida y últimamente muy mentada Jessica Jones, hablando con la periodista Kat Farrell y nuestro editor en jefe con cabeza de cepillo favorito: J. Jonah Jameson. Después de la página 5 quizá estemos tentados de volver a la portada y comprobar que no se trata de un número de “The Pulse”, pero luego de eso la mano de Heinberg toma vuelo propio e imbrica a la ex-super heroína en esta misión por encontrar a esos raros chicos que rescataron gente en un incendio. Bella manera de narrar una historia de orígenes, utilizando a personajes ya propios del universo interconectado que muy lógicamente intentarán recabar más información dados sus trabajos actuales.

Unas líneas despertaron mi atención hacia un detalle especial. En el universo DC nadie cuestiona la presencia de niños o adolescentes en la línea de fuego, o si despierta resquemores estos son relativamente superficiales e inocuos, principalmente en momentos álgidos como la muerte de Jason Todd. En Marvel quizá la verosimilitud es mayor, ya que las masas actúan como actúan en la vida real: de forma estúpida y caótica, dirigida pero irreflexiva, con miedo y con enojo ante situaciones de dilema. Me es inevitable recordar el primer tomo de JLA/Vengadores cuando Wally West logra llegar a la Tierra 616, y tras encontrar todo bonito se topa con un barrio entero persiguiendo a un joven y recién estrenado mutante. Por defenderlo se lleva una buena paliza, al no poder contactar con la Speedforce. Aquí Kurt Busiek da cuenta de esta discrepancia sustancial: en un lado los super héroes son algo más adorados y menos cuestionados; en el otro son admirados pero en buena medida también son temidos y hasta odiados.

Por eso, este excelente diálogo grafica mejor que yo lo que pretendo ilustrar:

“J.J.J.: -¿Quién es Bucky?
Jessica: -Bucky era el compañero adolescente del Capitán América en la II Guerra Mundial.
J.J.J.: -¿Cómo puedes no saber quién era Bucky? ¿Cuántos años tienes?
Kat: -Fue en la Segunda Guerra Mundial. ¿Cuántos años tienes tú?
J.J.J.: -Era extremadamente joven entonces, gracias por preguntar. Lo bastante joven e ingenuo para querer ser Bucky.
Jessica: -¿Querías ser Bucky?
J.J.J.: -Todos los chicos. Hasta que el Capitán América llevo a un niño de 14 años tras las líneas enemigas… y lo mató. De repente ya no quería ser Bucky. Nadie quería. Desde entonces los aprendices de héroes sólo salían en los tebeos.
Jessica: (enseñando una foto) -Hasta ahora.”

                                    ¡Ouch! ¡Santas bati-quemaduras, Batman!

El segundo aspecto a destacar es el motivo de reunión, bastante menos convencional que lo esperable, es decir un grupo de niños mutantes “wannabe” haciendo cosplay de sus ídolos. Nah, aquí hay algo más torcido y al final del primer número ya tenemos la primera revelación que nos indica para dónde va la cosa.

Por supuesto, el comic dista de ser perfecto, cayendo en bastantes lugares comunes de la narración y rescatando quizá demasiado pronto a algunos personajes. Además, le sobran dos o tres giros que pueden terminar por marear y dejar al lector preguntándose si tanta vuelta y sorpresa fue para disfrazar una manera no muy original de cerrar el arco. Sin embargo, la balanza se contrapesa con el claro conocimiento que el autor tiene de la historia de Marvel, que homenajea constantemente, y también con los diálogos chispeantes y con aire fresco que logra, tal como debiesen ser las conversaciones entre jóvenes, mezclando humor, acidez y uno que otro coqueteo agradable. Ah, que tiempos aquellos…

Si a eso le sumamos el increíble dibujo de Jim Cheung, pues resulta una lectura muy entretenida y visualmente placentera, que cuaja perfecto en el orden actual de lectura que pretendo integrar y complementar con estas reseñas (aun cuando Los Nuevos vengadores recién empiezan a armarse). Espero sea de su agrado, y me cuenten si estaba en lo correcto o tremendamente equivocado.

7,4/10 


Reseña Comics: Dinastía de M



DINASTIA DE M

Editorial: Marvel Comics
Título original: “House of M”.
Fecha de publicación: Julio de 2005 a Enero de 2006.
Autor: Brian Michael Bendis.
Arte: Olivier Coipel – Tim Townsend – Frank D’Armata.
Reseña: El buen Ñoño Wise.

No sabía muy bien qué reseñar ahora, en el review número 8 que realizo para este maravilloso blog. No porque falte material -todo lo contrario-, sino porque es difícil hacer un orden de lectura cuando hay multitud de autores trabajando en sus líneas y colecciones particulares. Así, la gran duda era si debía reseñar primero Los Nuevos Vengadores del #11 al #15 o “House of M”. Finalmente, decanté por la segunda debido a razones que explicaré más adelante, cosa de no estropear con spoilers este potente evento marvelita que sin duda marcaría a fuego la historia del Universo 616.

Vamos allá, a poner el “Wandazo” bajo el microscopio.

¿Recuerdan dónde quedamos con Astonishing X-Men respecto a Charles Xavier? No en buenos términos con sus otrora pupilos, el calvito estaba en Genosha al parecer acompañado de un amigo que había apagado todos los componentes electromagnéticos para facilitar su lucha contra Peligro. ¿Quién, oh, quién será? Por otro lado, en Los Vengadores quedamos con Vigía ya unido al equipo, aunque no plenamente operativo, y en lo relativo al amigo de Charles la última vez que lo vimos fue cuando apareció para llevarse a una Wanda inconsciente después de su batalla contra Stephen Strange en “Vengadores desunidos”.

Y aquí retomamos. Charles está intentando ayudar a Wanda en Genosha, a petición del mismísimo Magneto, pero las cosas no marchan muy bien para el telépata más poderoso del mundo entero. Así las cosas, se empieza a gestar una reunión masiva pero discreta en la Torre Stark, que aún no es públicamente la guarida de los Nuevos Vengadores. Se solicita la presencia de miembros antiguos como Falcon, Ms. Marvel y Wonder Man, además de otros actores involucrados como los X-Men, quienes llegan con sus atuendos y formación tal como la concibió Joss Whedon. A su llegada se encuentran al equipo completo de Nuevos Vengadores (excepto Jessica Drew, vaya a saber por qué), al Dr. Strange, a Hank Pym como Yellowjacket, a Wasp, a Hulka… y a Charles Xavier en el medio.

Como algunos de ustedes saben, no me gustan los spoilers, así que de momento me limitaré a contar algunos detalles de lo ocurrido en los dos primeros números del arco central, y nada más. El motivo de esta increíble reunión (bastante parecida a la que vimos cuando Bob Reynolds perdió el control y El Vacío apareció) es a causa de que Xavier ya no puede contener a Wanda por mucho más tiempo, y busca consejo de todos a quienes conoce y en quienes confía. Para Emma y Logan la solución difícil pero real es matarla antes de que pase algo horrible. El Capi, Scott y otros se oponen terminantemente a considerar siquiera la opción. Al final, lo que se decide es visitarla y ver su estado con los propios ojos, y así Vengadores y X-Men (más compañías agregadas) viajan a Genosha. Allá, Erik intenta calmar a Pietro, quien está convencido que la visita tiene como objetivo matar a Wanda.

                                 “¡¿Y qué querrías que hiciera?!”

Una vez en la isla, de la nada Xavier desparece y el pánico empieza a cundir. Iron Man advierte a todos que si se sienten raros de algún modo, que lo comuniquen antes de que sea demasiado tarde. Emma logra localizarlos en un edificio, aunque la armadura de Stark, los hechizos de Strange o el sentido arácnido de Peter no detectan amenaza alguna. De pronto, unas puertas comienzan a abrirse… y todo se vuelve blanco.

Despertamos en un nuevo mundo. Los mutantes abundan, y la minoría mirada en menos son los “sapien”, salvo honrosas excepciones. Scott y Emma son una pareja ordinaria, y ella ayuda terapéuticamente a un pequeño Franklin Richards por la muerte de sus padres. Stephen Strange es psicólogo, y trata a un difícil paciente: Robert Reynolds, quien alucina con el rapto de su hijo por parte de un muro de oscuridad. Un viejo llamado Steve Rogers recibe su correspondencia en el Bronx, como cualquier anciano. Peter Parker, famoso luchador y actor de cine (al más puro estilo de The Rock) se encuentra felizmente casado y con un pequeño hijito. Hank Pym y su tocayo McCoy trabajan en Stark Industries y el primero está convencido de haber aislado el Gen X. Ororo Munroe se prueba un hermoso vestido confeccionado por la talentosa modista Janet Van Dyne, y nadie parece darse cuenta de este gigantesco cambio. Excepto un hombre que despierta de una pesadilla en la cual era torturado bajo el agua y emerge de ella con garras de metal. Su compañera de cama es una sorpresa gigante para él (y para nosotros los lectores), y al huir para tomar un poco de aire se da cuenta de dos cosas: primero que está en un helicarrier; y segundo, que el panorama en el exterior es un espectáculo que deja sin respiración.

                                   “Say whaaaaaaaaat?!”

A la vieja usanza, este evento sí que fue transversal, y tiñó con sus colores a prácticamente todas las colecciones que la casa de las ideas estaba lanzando en ese momento. Por lo mismo, “House of M” tiene decenas y quizá hasta cientos de potenciales tie-in, algunos nada relacionados al arco central pero de buena calidad; otros más imbricados en el devenir principal de los hechos pero no tan buenos. Entre algunos nombres que destacan, está el trabajo de Mark Waid en “Spiderman – House of M”.

No obstante, y a diferencia de los eventos de otrora como la infumable “Onslaught”, el evento actual puede ser perfectamente comprendido al leer el arco central y nada más. Los tie-in son sólo complementarios, y tal como ya señalé la mayoría sobra y otros pocos realmente aportan. Tenemos a “Hulk – House of M”, “House of M – Civil War” (en el que se cuenta la historia de la llegada al poder de la casa de Magnus), “House of M – Avengers”, “Iron Man – House of M”, “Wolverine – House of M”, “Mutopia X” y así un larguísimo etcétera. Si le preguntan a vuestro servidor, yo recomiendo leer sólo el arco central, y si quieren agregar tie-ins, los mejores son los ya nombrados de Spidey y Fantastic Four, además del único número de “Captain América – House of M” cuya numeración USA corresponde al #10. Aquí Brubaker hace una demostración magistral de cómo aprovechar bien la posibilidad de soñar, y echa a volar la imaginación en medio de un run buenísimo, para desmarcarse totalmente de la obra previa innovando y logrando algo de gran calidad literaria. Otro tanto de menor factura pero al menos entretenido es el arco de Iron Man.

¿Cómo quedarían las cosas, entonces? ¿Se pueden leer en cualquier momento? ¿Todo junto al final o primero los tie-in y después el arco central? Tranqui, que la solución está aquí:

1. House of M #01.
2. House of M #02.
3. House of M – Spiderman #01.
4. House of M #03.
5. House of M – Fantastic Four #01.
6. House of M – Fantastic Four #02.
7. House of M – Iron Man #01.
8. House of M #04.
9. House of M – Spiderman #02.
10. House of M – Iron Man #02.
11. House of M – Fantastic Four #03.
12. House of M – Spiderman #03.
13. House of M – Iron Man #03.
14. House of M – Spiderman #04.
15. House of M – Spiderman #05.
16. House of M – Captain America #10.
17. House of M #05.
18. House of M #06.
19. House of M #07.
20. House of M #08.

Así quedaría un orden de lectura con tie-ins complementarios de mediana calidad. Si quieren saltarse algunos por flojera, descarten Fantastic Four e Iron Man, pero conserven a Spidey y al Capi. Ambas historias nutren de componente dramático a una historia principal que quizá Bendis no supo fraguar a cabalidad en dicho aspecto.

Vamos al análisis del argumento y de la trama. Aquí, en este evento tan trascendente, tengo que necesariamente soltar spoilers así que propongo lo siguiente: marcaré con tres asteriscos el comienzo de unos malvados párrafos llenos de información vital y potencialmente destructiva para quien no haya leído la obra, pero marcaré su fin de igual forma para que se sepa que de ahí en adelante todo vuelve a la normalidad (pun intended).

***
Si vamos a tirar spoilers, partamos fuerte de inmediato: las razones editoriales para la existencia de “House of M” eran claras. Joe Quesada (el jefazo de Marvel. Shit, “Don Marvel” para nosotros) ya había dicho que a los X-Men les hacía falta ese componente de minoría perseguida, y el “Wandazo” fue la oportunidad perfecta para alcanzar un leit motiv que duró años y años en el grupo de héroes mutantes. Si me preguntan a mí, fue una idea acertada, pero si me siguen preguntando quizá podría haber pensado en otra forma de lograrlo. Además, otro cambio editorial deseado desde hacía buen rato en la resurrecta casa editorial era la devolución del peso argumental desde los X-Men hacia Los Vengadores, ya que la franquicia mutante venía siendo la responsable de los hechos que removían a la Tierra-616 (y las ventas). Con esto, el slogan de “Los héroes más poderosos de la Tierra” se quedaba sólo en las palabras,  y la presente obra fue la encargada de iniciar -o de seguir, si tomamos como inicio a Avengers Disassembled– este traspaso.

Así y todo, “House of M” y las tres palabras más famosas dichas por personaje de comics alguno son una piedra angular y un punto de inflexión absolutamente necesario de leer para cualquiera que desee entender el devenir del Marvel actual y reciente. No se concibe un entendimiento real de “La Cruzada de los Niños”, de “Complejo de Mesías”, de “Advenimiento” o de “Avengers vs. X-Men” si no se ha leído primero esta saga.  Ese es el punto alto del evento que hoy reseño para ustedes: la trascendencia. Consecuencias que no se deshicieron en 6 meses. Otro ejemplo puesto con calzador pero no por eso menos interesante es el hecho de que gracias al jugueteo de Wanda con la realidad Logan recupera todas, pero absolutamente todas sus memorias. Ya no más vacíos en la mente de Wolverine.

Otros aspectos a destacar son la sorpresa argumental de un Quicksilver responsable del mundo alternativo, y no la respuesta obvia de cualquiera que intentase adivinar: Magneto. Además, los trasfondos psicológicos revelados en cada personaje, ya que cada uno de ellos obtuvo lo que más deseaba, aunque en orden jerárquico. Esto nos habla de los más íntimos anhelos y preferencias de nuestros personajes: Peter está casado con Gwen (ouch, MJ), es padre, Ben y el capitán Stacey están vivos, etc. Logan es miembro de S.H.I.E.L.D. y se halla en un grupo de pertenencia sólido, con una misión. Y así con todos. Hasta la misma Wanda, quien se puso a si misma tras el trono, en la compañía de sus dos hermanos, sin poderes y -por supuesto- con sus dos niños. El verdadero deseo de su corazón, reflejado en la imagen que abre esta reseña. Otros son algo más crípticos, como el caso de Hank Pym, quien al parecer se puso a sí mismo en una posición compleja, luchando por revelar al mundo un descubrimiento genial, como si un camino fácil no le resultara agradable. ¿No será que lo que Bendis nos quiere decir es que Pym siempre quiso reconocimiento más allá de las consecuencias, a modo de explicar su tozudez en la creación de Ultron? Y lo del orden jerárquico lo digo por Dr. Doom, que reina Latveria con una madre viva, una antorcha humana como hijo, un “Thing” como mascota y una esposa con poderes psicokinéticos. Si correlacionamos este escenario con el status actual del dios Doom en Secret Wars, vemos algunas correspondencias potentes. Pero el deseo de usurpar aún más poder está presente, y en otros tie-in como el de Hulk o el de Avengers vemos descontento en un mundo que supuestamente entrega en bandeja de plata deseos como el genio de la lámpara.

El problema viene cuando tu deseo es resistir. Los problemas ocurren cuando tu deseo es despertar. El viejo dicho de tener cuidado con lo que se desea porque puede hacerse realidad, graficado en un mundo inventado que no podía tener otro destino que caerse a pedazos, cual Matrix. Wanda no lo vio venir.

A pesar de estas cimas, la saga tiene varios puntos bajos. La historia a poco andar revive a Hawkeye, que no duró muerto ni medio año, lo que es una soberana lata. Por supuesto, hay quien dice que aquí Bendis corrigió un tremendo error, ya que la muerte del personaje en “Desunidos” fue bastante triste y poco digna de su trayectoria. Si miramos sus actuaciones en eventos venideros, la colección de Hawkeye en Marvel Now! y su participación en los Avengers de Hickman -especialmente durante los tie-in de Original Sin- se puede decir que fue acertada su vuelta a la vida. Pero de chiripa. Igualmente, en este evento se empieza a notar que el fuerte del escritor no es el desarrollo coral de un grupo humano. Le cuesta distribuir diálogos y acciones entre todos los participantes de su obra. Sin embargo, zafa por un pelo y al final lo logra.

***
Los puntos más altos, si argumento y trama se quedan un poco en deuda, recaen en el arte. El dibujante Olivier Coipel se luce tratando de llevar a imagen las loquillas ideas del autor, y logra con creces comunicarnos bien lo que ocurre. Si a eso le sumamos un entintado más que correcto y unos colores increíbles a cargo de un nombre célebre en el rubro como lo es el de Frank D’Armata, todo el evento es visualmente muy agradable. Encima de todo, las portadas recayeron en un nombre muy mentado hoy por hoy: Esad Ribic. En definitiva, un coctel visual imperdible.

Resumiendo, un evento entretenido y que se deja leer. Menos mal, porque es importante hacerlo. Para un fan de Marvel, un imperdible. Por eso yo lo tengo entre mis tesoros.

Y después, ¿qué? Será menester echar un ojo a las consecuencias. Por un lado, el landscape “Decimation” (traducido al español como “Diezmados”), que nos mostrará sobre todo las consecuencias para nuestros queridos X-Men, y por otro lado los números restantes de “Nuevos Vengadores”, en especial el arco llamado “El Colectivo” que pronto reseñaré.

7,6/10